Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Dueños de discoteques relatan el complejo momento que atraviesa el rubro en la pandemia y los planes para salir de la crisis

Son muchos y muy diversos los rubros que han sido duramente golpeados por la pandemia del Covid-19. Pero el escenario que enfrenta el sector dedicado a las discoteques, bares y cabarets, es aún más complejo.

Según Fernando Bórquez, presidente de Anetur (Asociación Nacional de Empresarios Nocturnos, de Turismo y Espectáculos), de los 1.500 asociados, cerca del 40% no podrán recuperarse y no volverán a abrir sus locales. “Sentimos, y claramente así va a ser, que vamos a ser los últimos en entrar a funcionar después de esta pandemia. No vemos posibilidades de aquí a fin de año o el próximo año inclusive”, indicó a Emol el representante del rubro. 

Y es que muchas discoteques vienen de arrastrando una crisis que empezó, en muchos casos, con el estallido social del 18 de octubre, que luego se intensificó con los toques de queda. De hecho, desde el 19 de marzo, la Intendencia Metropolitana prohibió su funcionamiento, y los locales debieron bajar sus cortinas sin fecha de retorno. 

A ello, se suman los altos valores en los arriendos que se siguen cobrando, “y que no bajan de $2 millones, en el sector de Bellavista pueden costar hasta $6 millones, y en otros sectores, hasta $8 millones mensuales. A eso se agrega el pago de patentes y las imposiciones a los trabajadores”, agrega dice Bórquez. 

El testimonio de los dueños

En el caso de Raúl Tapia, dueño del Boulevard Pub Discotheque de Talca, dice que los efectos han sido catastróficos y con pérdidas millonarias. “Como director de Anetur me ha tocado gestionar en favor del gremio de las discotheque, bares y cabaret frente a la municipalidad y Seremi de salud, a la vez de buscar respaldo en parlamentarios que nos apoyen con iniciativas que vayan en ayuda de nuestro rubro, asimismo, nos hemos visto afectados, incluso, desde antes del inicio de la pandemia con el estallido social y de violencia que sufrió nuestro país”, indica. 

Tapia agrega que al tener patente de discotheque y cabaret, tienen pocas alternativas para reinventarse. “Trabajamos con música, baile y público masivo en nuestras fiestas y eventos, por lo que es muy difícil mantener el distanciamiento social, a diferencia de los restaurant que pueden trabajar con comida en modo delivery a domicilio”.

Mientras que Rodrigo Seguel, dueño de la discoteque Estación 21 de Santiago, señala que durante más de seis meses, los ingresos se han reducido a cero, se acogieron a la ley de Protección al Empleo y deben seguir pagando imposiciones. 

“Tenemos claro que estaremos entre los últimos rubros que abrirá, sobre todo porque nosotros funcionamos mediante el acercamiento social. Esperamos que el gobierno se pronuncie por este tipo de locales, porque no puede ser que nos cierren y no condenen a un fracaso o a una posible quiebra”, dice. 

“Estamos tratando de implementar un paquete de medidas sanitarias mucho más fuertes que en cualquier otro rubro para mantener a raya cualquier peligro de contagio para el momento que podamos abrir, donde también el aforo será mucho menor”, agrega Seguel, que explica que de momento su local funcionará como un resto-bar donde habilitarán una terraza, con música en vivo y que funcione desde las 17 a 22 horas.

Por otro lado, Francisco Álvarez, vicepresidente de la Asociación Gastronómica de Magallanes, y dueño del local Club de Punta Arenas, dice que desde el 14 de marzo no han podido funcionar por orden de la autoridad sanitaria. Actualmente enfrentan un presente muy incierto con pérdidas millonarias. 

La difícil situación se acrecienta al ver que la región de Magallanes actualmente es la zona más golpeada por el virus y lleva más de dos meses en cuarentena. “Le pedimos al Ejecutivo que los restaurantes, pubs y discotecas puedan abrir en Fase 2 con aforos reducidos y sin pista de baile para resguardar el distanciamiento social”, solicita Álvarez. 

Apoyos escasos

Los dueños de discoteques coinciden en que han recibido muy poca, casi nula, ayuda para levantar los negocios

Raúl Tapia acusa que su gremio no ha recibido ningún tipo de ayuda estatal. “El gobierno no le permitió a las municipalidades condonar el pago de patentes de alcoholes este semestre, solo se permitió prorrogar el pago por 3 meses, lo cual no nos sirve de nada ya que,en 6 meses o más, sabemos que seguiremos cerrados. La patente no está cumpliendo el propósito por el cual uno paga, lo correcto es congelar el pago mientras dure la pandemia este año y el próximo”.

Por su parte, Francisco Álvarez indica que “pedimos ayuda a los bancos, pero nos cerraron las puertas, porque somos un producto de alto riesgo y sin flujos. En cuanto al gobierno, creo que decidió que esta industria no es un actor relevante de la economía nacional y por tanto las ayudas no fueron enfocadas a este sector”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio