Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Los desafíos de emprendimientos ciclistas en pandemia: Quiebre de stock y alta demanda

La movilidad durante la pandemia ha cambiado para evitar contagios por coronavirus. Dado esto, distintos negocios dedicados a la venta de bicicletas, como a sus accesorios y talleres especializados han registrado un aumento en la demanda, llegando incluso al quiebre de stock.

Distintas pequeñas y medianas empresas dedicadas a este rubro han experimentado este efecto por el coronavirus. Una de ella es P3 Cycles, quienes comenzaron su proyecto el 2013, con un foco en la movilidad urbana y en el transporte día a día.

Rafael Fernández, socio de P3 Cycles, explicó también que la logística cambió drásticamente por la crisis sanitaria. Esto, porque los plazos de entrega aumentaron por el traslado de los componentes necesarios.

“Nosotros lo que más vendemos son bicicletas y las traemos desde China. Tenemos que calcular los días de producción, más los del envío. Nosotros elegimos la geometría, colores, tallas, etc. Eso siempre ha sido una tarea relativamente desafiante porque estábamos creciendo porque la bicicleta cada vez se hace más popular”, sostuvo.

“El estallido social el año pasado también fue un quiebre fuerte pero específicamente ahora, en agosto, con el tema del desconfinamiento y del 10% de las AFP hubo un cambio demasiado grande y eso significó que se nos agotara el stock”, destacó Fernández quien señaló que agosto rompieron todos los récords en sus 7 años de historia.

“En el fondo, el fenómeno que aquí estamos viendo a nivel de que los talleres y las tiendas se agoten no es muy local. Todos los países están demandando bicicletas entonces hace que las fábricas en China esten colapsadas, que los buques también. Creo que el primer boom fue notorio en agosto, pero ahora se vienen varios meses en que hay que ver como saber lidiar con este quiebre de stock que yo creo que va a ser permanente. En el fondo, las bicicletas no van a llegar a tiempo o no van a ser suficientes, los costos van a subir”, concluyó.

Vicente Hernández, de Bicicletas Hernández, concuerda con esto último e indicó que también su stock está agotado. “La demanda internacional está al doble. Entonces, se están demorando el doble en fabricarlas y también tienen el stock medio agotado. Ahora el envío internacional subió, entonces van a tener que subir todas las bicicletas que lleguen”, comentó.

En relación a la venta de sus bicicletas, que cuentan con un marco de aluminio, indicó que “hay mucha gente esperando” y que “el stock se fue más rápido durante la pandemia, pero con el 10% se triplicó la venta”.

Sobre los próximos desafíos manifestó que espera “seguir vendiendo el mismo producto, la misma calidad y el precio solo se regula en relación a las variables que hay. Desde el fabricante me habían advertido que iba a subir la venta, porque ya estaba ocurriendo en otros países que partieron con la pandemia antes. No lo preví, me pilló medio desprevenido”.

La actualidad de accesorios y servicio técnico

Por su parte, Marcelo Cofre, de BByB, una empresa dedicada a la venta de accesorios e indumentaria ciclista, como también al servicio técnico de estos vehículos, destacó que la situación actual de su negocio se vio afectada por la pandemia.

“Como BByB estuvimos cerrados desde que partió la cuarentena, que fueron casi cinco meses, la verdad es que nos afectó bastante porque somos un emprendimiento que va creciendo orgánicamente. Nos impactó fuerte”.

Sin embargo, manifestó que este escenario ha cambiado desde que las primeras etapas del desconfinamiento. “Desde que se levantó la cuarentena en la comuna en que estamos con BByB, Providencia, la verdad es que la gente ha tomado un poco más la bicicleta. Se ha dado cuenta que la bicicleta es un medio y un elemento que les permite autonomía, libertad, ahorrar, mantener una condición física y les entrega un desplazamiento medianamente seguro por las calles de Santiago”.

“Hay un número importante de usuarios que tenían la bicicleta guardada en su bodega y producto de toda la situación actual se han decidido a tomarla, a llevarla a un servicio técnico para que la reparen, para que la revisen. Eso es un impulso muy importante para nosotros como marca y para el ecosistema del ciclismo” agregó.

Además, destacó que la modalidad del comercio digital ha permitido generar más ventas. “La verdad es que la demanda, una vez que se abrió la cuarentena, ha ido creciendo paso a paso. Avanzando a personas nuevas que quieren descubrir la bicicleta como medio de transporte y eso implica que los servicios se van nivelando”, concluyó.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio