Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Estudio de la PUC realizó propuestas para enfrentar el alto desempleo femenino en el país

Uno de los efectos más negativos de la pandemia del Covid-19 ha sido el aumento del desempleo de mujeres, enfrentando actualmente un duro escenario para entrar al mercado laboral. De hecho, en el último año se han perdido casi dos millones de empleos; y en el caso de mujeres, la tasa de participación ha descendido desde un promedio anual de 52,5% en 2019 a 47,3% en el trimestre abril-junio.

Ante esta realidad, investigadores del Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica (PUC) realizó el estudio “Empleo Femenino Covid-19: Diagnóstico y Propuestas” para mitigar la feminización del desempleo. 

Primero, los investigadores de la PUC elaboraron un perfil de las desocupadas utilizando los datos de la Encuesta Nacional de Empleo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Entre sus resultados indicaron que en un año subieron dos puntos porcentuales las inactivas con hijos menores de 12 años (21,9%); y entre las cesantes disminuye la proporción con hijo menor de siete años.

Sobre este punto, el documento señala que “es posible que mujeres con niños a su cuidado, al perder su empleo en tiempo de pandemia, hayan decidido salir de la fuerza laboral, pasando al grupo de inactivas”, donde “un 30,3% de las inactivas con un hijo pequeño a su cargo declara no buscar empleo debido a sus responsabilidades de cuidado permanente”.

En ese ámbito, Elisa Piña, subdirectora de Vinculación e Incidencia del Centro, y una de las editoras del estudio, precisó a La Tercera que “los datos muestran que la salida de las mujeres del mercado laboral está acentuándose ahora con los jardines y colegios cerrados”. 

Y bajo ese contexto, los autores plantean que se deberían apoyar la reapertura de los jardines infantiles financiados por el Estado, sobre todo porque cuentan con un 99,6% de personal femenino. 

Para lograrlo consideran que se deben implementar dispositivos sanitarios, personal suficiente para tener a los grupos de niños y en espacios separados para ofrecer cuidados en modalidad de jornada completa.

Por otro lado, indican la necesidad de otras alternativas de cuidados para hijo; por ejemplo, sistemas de colaboración entre vecinos, o jardines infantiles en casas con un grupo reducido de niños bajo la dirección  de una cuidadora capacitada. “Es interesante mirar formas de cuidado más baratas y sencilla dirigida a grupos más pequeños. Creemos que esta idea de cuidado burbuja tendrá una buena acogida de las autoridades”, recalcó Piña.

Otra propuesta es fortalecer el subsidio a la contratación de mujeres mediante distintas iniciativas: “ampliando la edad tope para beneficiarias de 59 a 65 años; establecer un esquema de subsidio creciente y decreciente en función del salario, por ejemplo, creciente hasta los $350.000, constante hasta los $450.000, y decreciente a partir de ese límite; y entregar un subsidio más alto a aquellos sectores donde hay menos presencia femenina”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio