Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Los errores que las pymes deben evitar a la hora de gestionar un crédito comercial

La gran mayoría de las pequeñas y medianas empresas del país están buscando fórmulas para seguir subsistiendo en la pandemia. Y en este escenario,  una de las alternativas que barajan es gestionar un crédito comercial y así acceder a un financiamiento durante estos meses.

Sin embargo, se trata de un trámite muy complejo para las pymes, y demanda un esfuerzo de quienes necesitan acceder a los créditos para ajustarse, informarse y diseñar estrategias que permitan hacer viable un camino para obtener financiamiento, y no solo “lanzarse” a postular sin haber hecho un mínimo autoanálisis de cuáles son las condiciones de mi empresa. 

Y dado que este proceso no es fácil, aquí un experto advierte sobre los errores que hay que evitar cuando se solicite un crédito comercial. 

Sebastián Aliaga, abogado titulado en la Universidad Diego Portales, socio de Contreras & Aliaga Abogados 

Designar representante legal con mal comportamiento financiero: El representante legal es quien actúa en nombre de la empresa frente al mercado y, muchas veces, es quien administra, por lo que es muy importante que dicho cargo lo ejerzan personas con un comportamiento financiero intachable. En caso en que el representante legal tenga un mal comportamiento financiero, los bancos evaluaran en forma negativa a la empresa.

Socios o accionistas con mal comportamiento financiero: Los socios y accionistas son los dueños de la entidad, por lo que al igual que el representante legal, se les evalúa a ellos también para conocer el riesgo de la empresa (esto no aplica para el caso de sociedades anónimas abiertas). Por tanto, si uno o más de los socios tiene un mal comportamiento financiero, la empresa será mal evaluada.

No informarse de las políticas de riesgo de cada banco: Cada banco tiene sus propias políticas de riesgos, y distintos requisitos que deben cumplir las empresas para ser sujeto de crédito. Así, por ejemplo, hay bancos que exigen que la compañía tenga un año de operación con facturación para otorgar algún tipo de crédito, en cambio otros bancos exigen 2 o 3 años, incluso hay bancos que otorgan líneas de crédito a empresas recién constituidas si sus socios son bien evaluados.

No mantener al día la documentación jurídica y contable: Al momento de acercarse a una institución financiera se le requerirán una serie de documentación legal y financiera de la empresa. Mucha de esa documentación es de aquellas que no se pueden generar en el instante y requerirán tiempo y trabajo para ponerla al día, como por ejemplo el balance anual, modificaciones sociales, junta de accionistas, entre otros.

Cotizar en diferentes bancos: Cada banco tiene políticas de riesgo distintas y también, cada banco tiene productos distintos que ofrecer a precios distintos. Por lo anterior, lo recomendable es acercarse al menos tres bancos y comparar las ofertas de cada uno de ellos. Es más, muchas veces un puede poner a competir a los bancos para que mejoren sus ofertas.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio