Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Expertos entregan recomendaciones para tener un endeudamiento responsable durante la pandemia

A casi cuatro meses de que la pandemia del Covid-19 llegó a Chile, las pequeñas y medianas empresas siguen intentando mantenerse en pie y buscando fórmulas para poder continuar con sus negocios.

Con esta crisis económica, las pymes necesitan ordenar sus finanzas y en muchos casos tienen que acudir a un endeudamiento responsable que le permita poder funcionar mientras dure la emergencia sanitaria. Pero ¿qué factores hay que tomar en cuenta para un endeudamiento responsable? Dos expertos entregan sus recomendaciones.

Ordenar las finanzas

Pedro Eguiguren, Socio Director de Eguiguren Abogados, dice que es importante tener claridad sobre cuáles son y a cuánto asciende los costos fijos de la empresa, como remuneración, arriendos, dividendos, seguros contratados, entre otras áreas.

“Estos son necesarios para poder funcionar, y no cambian mes a mes. La entidad debe funcionar con un tope de costos fijos. Se tiene que revisar minuciosamente estos costos fijos, evaluando la necesidad de si hay que desvincular a trabajadores, terminar el arriendo y cambiarse a un lugar más barato, entre otros”, indica.

El experto agrega que “hay que revisar los costos variables o los llamados “gastos hormiga” o compras por impulso que, aunque se vean pequeños, en la suma pueden terminar afectando la solvencia de la empresa”.

También explica que hay que tener en cuenta las obligaciones tributarias y prestar atención a las medidas que han impulsado las autoridades en esta materia: “Dada la pandemia sanitaria, una de las medidas que lanzó el gobierno fue la suspensión del Pago Provisional Mensual (PPM), postergación del IVA y congelamiento de los convenios con la Tesorería General de la República, siendo todo esto menos gastos para hoy, pero deuda para mañana. Por lo tanto, mi recomendación es que las empresas vayan provisionando los impuestos mensuales, con el fin de que, en abril del año 2021, tengan una parte de los impuestos ya abonado”. 

Por otro lado, Eguiguren sostiene que hay que tener cuidado al momento de pedir un préstamo y cómo se piden, “Dado los tiempos actuales, es comprensible que alguien pida un préstamo para cubrir parte o todos los costos de estos meses que ha estado paralizados, pero hay que ser muy consciente que luego hay que empezar a pagar las cuotas, y para eso la compañía necesita ingreso”. 

Asimismo, cree que un error que cometen muchos pequeños empresarios es que piden créditos personales para inyectarle a la empresa, “poniendo en riesgo no solo la solvencia de la empresa, sino también la del emprendedor como persona natural, perdiendo sus casas y bienes de valor”.

Ahora, en caso de enfrentar mora en los pagos con los acreedores, el abogado cree que lo primero es hablar con ellos para ver la opción de extender los plazos de los pagos y obtener mejores condiciones, siempre comprometiéndose con plazos reales que se puedan cumplir.

“En esta fase, es importante contar con asesoría de profesionales como contadores auditores que ayuden a armar una correcta propuesta de pago. Actualmente existen mecanismo de reorganización colectiva que dispone la ley 20.720 y 20.416, ya que una negociación grupal puede permitir mejores condiciones de acuerdo”, añade Eguiguren. 

Conocer mi negocio 

Esteban García, socio director de García Nadal Abogados y juez árbitro de la nómina del Centro de Arbitrajes y Mediación del Centro de Arbitrajes de la Cámara de Comercio de Santiago (CAM Santiago), aconseja tener un profundo conocimiento sobre el proyecto del negocio. 

Es absolutamente indispensable tener un proyecto bien trazado, y definido en cuanto a sus objetivos de mediano y largo plazo, de manera que el financiamiento que sea solicitado vaya efectivamente dirigido a satisfacer necesidades reales para el cumplimiento de dicho proyecto, con una mirada estratégica, que considere los diversos escenarios que pudieran presentarse, y no sólo el optimista”, dice García. 

Asimismo, dice que al momento de endeudarse, “se debe guardar una proporción con la capacidad de la empresa para generar ingresos -descontados los gastos operacionales-, de manera que el cumplimiento en el pago de las cuotas respectivas resulte previsiblemente factible, y no algo incierto”.

Por último, aconseja que el endeudamiento, en tiempos de incertidumbre, “debe dirigirse a la atención y contención de los focos que resulten prioritarios para la continuidad de la empresa, como es el capital de trabajo y, muy especialmente, los sueldos y cotizaciones de la planta laboral, para lo cual resulta conveniente evaluar alternativas especiales como lo son los créditos Fogape”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio