Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Leasing, una alternativa de financiamiento para las pymes durante la pandemia

Las pequeñas y medianas empresas llevan más tres meses viviendo una dura crisis económica debido a los efectos de la emergencia sanitaria del coronavirus, sobre todo por falta de liquidez y sin posibilidad de funcionar con normalidad durante la pandemia. 

Bajo este escenario, se han impulsado distintas iniciativa, como fortalecer el Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (Fogape), para que las pymes tuviera más facilidades en el acceso a créditos que entrega la banca.

 Asimismo, el Gobierno impulsó un fondo con garantía del Estado que, en caso de que emprendedores no puedan acceder a créditos bancarios, otras instituciones o herramientas financieras no bancarias puedan brindarles esa posibilidad. 

Entre estas herramientas, una alternativa que puede jugar un papel clave es el leasing, ¿pero en qué consiste este financiamiento? 

Victoria Zapata, Gerente Comercial Vendor de Nuevo Capital, indica que el “leasing es un contrato de arriendo a plazo fijo donde al término del contrato el cliente decide si compra, devuelve o renueva el contrato”. 

El leasing permite que una pyme pueda invertir, por ejemplo, en maquinaria o inmuebles sin tener que contar con una hipoteca como garantía de arriendo. Es conveniente para negocios que utilizan bienes como autos o terrenos, permitiendo que puedan adecuar el monto de sus cuotas a los flujos de la empresa.

De esta manera, Zapata explica que esta es herramienta muy útil para las pequeñas medianas y grandes empresas, “puesto que el cliente que opera bajo este sistema no requiere hacer un desembolso inicial por la totalidad de un bien, si no que lo puede pagar en cuotas, sin extraer recursos de su negocio. Es decir, no se desvía capital en inversiones distintas de su giro específico”. 

También sostiene que “el contrato de leasing se factura mensualmente y se descuenta el IVA de las cuotas; incluye un seguro que es administrado por la entidad que entrega el financiamiento, y éste se mantiene vigente por toda la duración del contrato”.

Por último, señala que el leasing es muy útil cuando terminan los contratos y la empresa requiere renovar o contar, por ejemplo, con un nuevo equipamiento tecnológico, “ya que así las empresas evitan el costo asociado al almacenamiento de equipos antiguos y desechos tecnológicos o realizar certificaciones”. 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio