Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Covid-19: El testimonio de emprendedores que se reinventaron en la emergencia sanitaria

El coronavirus ha golpeado fuerte a muchos emprendedores que diariamente enfrentan distintas dificultades para seguir funcionando con normalidad en medio de la pandemia, donde las pymes que trabajan en permanente contacto con clientes están entre las más afectadas.

Bajo este contexto, quienes tengan la capacidad de adaptarse y reinventar sus negocios, podrán sortear de mejor manera la crisis. Precisamente, eso fue lo que hicieron estos tres emprendedores, que con creatividad han logrado mantenerse a flote.

Mejorando la salud mental

El año 2017, las psicólogas Bernardita Cuadra y Francisca Fuenzalida abrieron el Centro Huellas, que contaba con distintos profesionales del área de la psicología. “La idea era crear un espacio integral, acogedor y cercano para los pacientes”, dice Bernardita. 

Desde que empezó la pandemia, donde los problemas de salud mental de muchas personas se agudizaron, pensaron que no era necesario tener una patología para ir al psicólogo. Entonces, trabajaron en un concepto llamado psicología preventiva, que significa hacerse cargo de uno mismo, sin necesidad de presentar un cuadro clínico. 

“Nos dimos cuenta que muchos pacientes no van al psicólogo porque tienen un trastorno específico, más bien van porque están preocupados de sentirse bien con ellos mismos. Por eso quisimos enfocarnos en la importancia de trabajar en uno diariamente y no acumular problemas no resueltos que después se podrían convertir en patologías“, dice Francisca. 

Para atender esta necesidad, crearon Yo y mis otros yo, un programa de autoconocimiento que consta de un proceso psicoterapéutico de 12 sesiones dirigido a personas que quieran prevenir problemas de salud mental y trabajar en su bienestar.

Francisca señala que esta es una terapia online, donde cada sesión del programa tiene un objetivo específico con tareas para trabajar en la semana. “Nos dimos cuenta que esta modalidad funciona muy bien y hasta ahora ha tenido una buena acogida de parte de los clientes”, agrega. 

Por su parte, Bernardita explica que llamaron al programa Yo y mis otros yo “porque creemos que en la medida que una persona trabaje en la relación con uno mismo, va mejorando la relación con los otros. No es necesario esperar una crisis para saber cuáles son mis fortalezas y los aspectos en que puedo mejorar”.  

Frutas y verduras del campo

Desde el estallido social de octubre, sumado a la cuarentena por el coronavirus, el emprendimiento Food American Truckers, un foodtrack de comida norteamericana ubicado en el exterior de la Universidad Autónoma, en la avenida Pedro de Valdivia, no ha podido funcionar con normalidad y han sufrido una sustancial baja de clientes.

Esta crisis obligó a Kurt Thiele, uno de los dueños, a buscar una alternativa para mantenerse mientras dure la pandemia. Sin embargo, desarrolló un emprendimiento que tiene un buen potencial para sostenerse en el tiempo. Se trata de Desde el Campo, un delivery de frutas y verduras cuyo canal de venta es una cuenta de Instagram. 

La idea nació cuando Kurt, poco antes de que empezara la cuarentena, se fue a la casa de la familia de su polola en Quinta de Tilcoco, comuna rural de la Región de O’Higgins. “Llevaba casi un mes sin poder trabajar, y entonces empecé a ver que en el sector había una muy buena calidad de frutas y verduras, y con bajos precios”, dice. 

Así inició este emprendimiento que en la actualidad realiza hace repartos a domicilio para la Región Metropolitana.“Hacemos repartos dos veces por semanas de productos directos del campo hasta tu casa“, cuenta Thiele. 

Productos sustentables

Camila Giglio es odontóloga y emprendedora, ganadora dos veces del fondo Corfo y creadora de Biobrush, la primera marca chilena de cepillos de dientes biodegradable en base bambú y que vienen con adición de nanocobre, lo que aumenta las propiedades antibacterianas.

“Este proyecto empezó en 2016, recibiendo el apoyo de Corfo y con la meta de crear una línea de cuidado oral completo que sea amigable con el medio ambiente y con el menos impacto posible”, dice Camila.

Desde que empezó la pandemia, esta pyme tuvo que reinventarse, y una primeras medidas fue alcanzar clientes que antes no tenían previstos, como las empresas que hacen regalos corporativos. 

De hecho, Camila cuenta que “hace poco cerramos una orden de compra de 1.500 cepillos, junto a bolsas reutilizables, para un regalo corporativo por el Día del Medio Ambiente”. 

La idea, recalca, “es continuar con este camino buscando empresas que quieren hacer estos obsequios corporativos, ya que creemos que es importante que las organizaciones fomenten entre sus empleados cambios de hábito en ayudo al medio ambiente”. 

Otro cambio que sufrió Biorush es que antes tenían una oficina y bodega para despachar los productos, pero ahora el equipo de profesionales tienen que enviarlos desde sus casas. “Al principio fue un poco caótico, pero ahora tenemos los proceso estandarizados y con las medidas de seguridad correspondientes”, indica Camila. 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio