Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Factoring: Un financiamiento que puede ayudar a muchas pymes durante la crisis sanitaria

Desde que comenzó la emergencia sanitaria por el coronavirus, gran parte de las pequeñas y medianas empresas del país han sufrido una dura crisis económica por la falta de liquidez y nula posibilidad de funcionar con normalidad durante la pandemia. 

Ante esto, las autoridades levantaron una serie de iniciativas para ir en auxilio de las pymes. Una de ellas fue fortalecer el Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (Fogape) para que el sector tuviera más facilidades en el acceso a créditos que entrega la banca. 

Pero como los bancos en muchos casos no entregan créditos a las pymes, el Gobierno impulsó un fondo con garantía del Estado a través de una red de instituciones financieras no bancarias, como por ejemplo, el factoring. 

El factoring es una alternativa de financiamiento en que, mediante un contrato, la empresa traspasa el servicio de cobranza futura de los créditos y facturas que tienen a su favor a un tercero. 

De esta manera, esta alternativa puede ser útil en estos momentos. “Para muchas empresas que no tienen división de cobranza o finanzas, el cobro de las facturas pendientes es una gestión compleja, en la que no tienen expertise ni el equipo necesario para llevarla a cabo. Con el factoring, no solo se consigue liquidez sino también se externaliza el cobro”, señaló anteriormente a Portal Pyme Antonio Turner, gerente general de Tanner.

Por su parte, Felipe Molina, fundador de Factura Protegida, explica que “la deuda con un factoring no constituye una deuda en el sistema financiero, por lo que puede ser una alternativa previa frente al endeudamiento con un banco, por ejemplo, antes de usar la línea de crédito con el banco”. 

El experto señala que el punto anterior es importante, puesto que beneficiaría a pymes que ya tienen endeudamiento con la banca a través de sus lineas de crédito y tarjetas de crédito, y por tanto, sería posible obtener liquidez con un endeudamiento a corto plazo (no más de 120 días) ni pasar por una evaluación comercial, que generalmente demora mucho más tiempo. 

También destaca que es una forma rápida de obtener liquidez. “Como el cliente pagará a plazo, quien realizó el servicio cede su cuenta por cobrar, para que la empresa de Factoring le anticipe fondos por un porcentaje de los documentos cedido, este porcentaje es una contrapartida de la celeridad en que el Factoring permite inyectar liquidez a la pyme, ya que es inmediato”, dice Molina. 

Asimismo, indica que a pesar de haber factorizado, igual hay que insistir con la cobranza de la factura, “puesto que sino se paga  el documento factorizado, luego el factoring se irá contra la pyme para obtener el pago de su crédito cedido en su favor, por lo tanto, es importante no desligarse de la cobranza de los documentos cedidos”. 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio