Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Mujeres líderes de emprendimientos tecnológicos relatan cómo enfrentan los desafíos de la era digital

Según datos de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de la Información, la participación femenina en TI es de un 5%, mientras que en países como Estados Unidos, que también tienen menos participación, las mujeres representan cerca del 20%. 

Tomando en cuenta la histórica brecha de género que existe en las carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), la organización Mujeres Empresarias creó “Premio Emprende STEM”, que reconoce y apoya a emprendedoras que han innovado en dichas áreas.

En esta iniciativa se buscaron emprendimientos científicos y tecnológicos, en un momento en que la demanda de profesionales vinculados a estas áreas a nivel mundial se ha elevado, tanto para sostener el auge del teletrabajo y resolver problemáticas causadas por el Covid-19 con soluciones innovadoras. 

El premio ahora está en fase de evaluación de cinco finalistas, que a continuación relatan el origen de sus proyectos y cómo se preparan para los desafíos de la era digital. 

María Victoria Marshall 

María Victoria Marshall es doctora en Matemáticas y directora de Innovación en Compumat, un emprendimiento que desarrolla programas para que los escolares aprendan matemáticas mediante una enseñanza personalizada, con reportes para los profesores y asesoría pedagógica.

Según su visión, “la enseñanza de la matemática en los colegios es masiva y no reconoce el nivel de cada alumno, para saber lo que este es capaz de aprender. Los alumnos con mala base, no se pueden recuperar más”.

Desde que comenzó la pandemia, los niños trabajan con su programa, desde las casas. “Muchos de nuestros colegios usuarios están trabajando con nuestro programa desde las casas de sus estudiantes. También la capacitación de docentes se ha realizado completamente en línea”.

Marshall destaca que su “emprendimiento está en la línea de poder enfrentar nuevos desafíos, se acomoda al trabajo en el hogar e impulsa el desarrollo tecnológico. Hemos creado una verdadera empresa virtual donde el teletrabajo es el fuerte: desarrollo, experiencia clientes, ventas, soporte”.

Sobre la participación femenina en el área de tecnología, dice que “desde unos 20 años a esta parte, las mujeres se han subido a los proyectos tecnológicos, sobre todo aportando en contenidos, gestión de proyectos y más recientemente en programación. Un área aún muy masculina es la de hardware”.

Loreto Acevedo

Loreto Acevedo (38), ingeniera civil, es la directora de Innovación y Ecosistema, y cofundadora de Indimin, un emprendimiento que promete aumentar la productividad de los operadores mineros mediante el uso de la tecnología Big Data y Analytics. El principal servicio que entrega es “Smart Mining Coach”, un asistente digital para los operadores de maquinaria.

Acevedo dice que “anualmente la gran minería pierde más de USD$MM50 por sitio minero por deficiencias de gestión de producción en el proceso de extracción mina. Smart Mining Coach tiene como principal objetivo entregar feedback en tiempo real a las personas, detectando y pronosticando gaps y cumplimiento de metas, permitiendo así aumentar la productividad y empleabilidad de los trabajadores mediante la agilización y transparencia de los procesos de liderazgo y retroalimentación de aprendizajes claves”.

Sobre el impacto que puede tener su proyecto para mitigar el impacto climático, indica que “tenemos algoritmos embebidos en las aplicaciones que tienen una lógica de triple impacto detrás, no sólo optimizando la mayor cantidad de tonelaje movido, por ejemplo, si no también consumiendo la menor cantidad de combustible, buscando reducir las emisiones de CO2”.

Por último, cree que el emprendimiento “es, sin duda alguna, uno de los caminos que las mujeres podemos optar buscando mayor (y mejor) equilibrio entre la satisfacción laboral y familiar, ya que permite mayor flexibilidad y genera una inmensa retribución personal, considerando que nuestro costo es siempre más alto. En especial, el emprendimiento tecnológico es un nicho súper interesante para nosotras, ya que hay mujeres por un lado técnicamente capacitadas para sacarlos adelante, pero más importante aún con competencias para crear propuestas de valores nuevas para el mercado, sin embargo, seguimos necesitando cambios estructurales en nuestra sociedad que emparejen la cancha y así poder jugar con las mismas reglas. Hoy la brecha es alta y los incentivos pocos”.   

Constanza Levicán

Ingeniera Civil Eléctrica, Levicán es CEO de Suncast, emprendimiento realiza predicciones para la energía solar buscando que las empresas puedan ver cuánta energía generará una Central Fotovoltaica.

Cuenta que la idea de crear este proyecto se debe a que “la energía solar es variable y para su correcta integración al sistema eléctrico es necesario entregar ciertos servicios de análisis de datos que permitan estimarla correctamente. Por otro lado, los paneles solares se ensucian día a día, lo que produce un 2%-7% de pérdida de generación disminuyendo la rentabilidad de los proyectos solares”.

De esta manera, Suncast aplica Inteligencia Artificial para apoyar el crecimiento de las energías renovables mejorando la rentabilidad de los proyectos. “Pero además, para crear trabajos con una alta componente tecnológica e investigación y así exportar tecnología hecha en Chile al mundo”, dice Levicán.

Durante este tiempo de pandemia, han podido seguir funcionando porque el sector energético es imprescindible y no pretende “apagar la luz”. Según su opinión, el Covid-19, brindará una oportunidad para avanzar con mayor urgencia en la transición energética, para recuperar el país en equilibro con el medio ambiente.

Marcela Vergara

Marcela Vergara es ingeniera Ejecución Industrial y dueña de Termografía Chile, que se dedica a la medición de temperatura, mediante el ensayo de termografía infrarroja.

Vergara es de Talcahuano la única finalista de región. De hecho, su proyecto surgió porque observó “que en la industria no había una empresa regional que brindara el servicio y que esto, se podía ampliar a otras regiones”.

Durante la pandemia, ha tenido un momento difícil para operar: “nuestros contratos están detenidos por el momento”, indica. Ahora está buscando transformar su negocio y usar los mismos equipos de termografía infrarroja para medir la temperatura corporal de las personas antes de que ingresen a lugares, como los aeropuertos. Para ello, tomó una capacitación que le permitió conocer los parámetros a considerar en el cuerpo humano.

“Queremos ofrecer medir la temperatura a personas al ingreso de lugares como el aeropuerto Carriel Sur, es lo que se está haciendo en Santiago. Me contacté con el proveedor de los equipos que usamos para la industria y tomamos una capacitación online que nos enseñó a conocer los parámetros a considerar en el cuerpo humano. Esto es con un equipo de Termografía Infrarroja los mismos que usamos en la industria”, señaló.

La finalista destaca que “la mujer chilena está perfectamente capacitada para enfrentar proyectos tecnológicos. Siento que la brecha en bastante amplia aún, pero va  disminuyendo cada vez más”.

Natalia Gajardo

Natalia es ingeniera física y fundadora de Midda, una pyme que surgió porque se dieron cuenta que “las empresas necesitaban un partner tecnológico para innovar, diseñar, desarrollar e implementar sistemas de base científico-tecnológico a su medida, que les permitieran optimizar sus procesos y recursos de manera inteligente, de la mano de herramientas como la telemetría, la inteligencia artificial y el Big Data”.

Entre sus hitos importantes, señala que hoy en día pueden “aplicar telemetría a distintos rubros. Actualmente lo hemos aplicado satisfactoriamente a Enap (Red de estaciones de monitoreo de calidad del aire y variables meteorológicas), Finit (Sistema de monitoreo de productos de bodega para la realización y control de inventarios en tiempo real) y proyectos propios de la empresa que están en desarrollo: Estación de desalinización de agua de mar telecontrolada y Sistema inteligente y escalable para la detección temprana de incendios en exteriores”.

Durante este tiempo de pandemia, señala que lo más difícil, “ha sido no poder juntarnos a realizar los montajes de los sistemas telemétricos que desarrollamos o hacer las pruebas de validación técnica o juntarnos con nuestros clientes a mostrarles los resultados. Sin embargo, esto no ha detenido nada, y hemos entendido que los procesos tardan un poco más en desarrollarse”.

De todas maneras, indicó: “Somos una empresa que se formó en diciembre del 2019 (aunque veníamos trabajando juntos unos meses antes), justamente por la necesidad de un cliente que necesitaba hacer control a distancias de un proceso debido a la crisis social. Creemos que lo que hacemos en sí es una solución para enfrentar situaciones de contingencia que inhabilitan a las empresas para seguir operando, porque la telemetría apunta a procesos más inteligentes y controlados a distancia mediante el uso de herramientas tecnológicas como IoT (internet de las cosas), Inteligencia artificial, etc”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio