Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Gobierno anuncia segundo paquete de medidas para emprendedores y trabajadores independientes

El gobierno presentó este miércoles la segunda etapa del plan de emergencia para fortalecer el empleo y entregar liquidez a las empresas afectadas por la crisis sanitaria por Covid-19 que afecta al país.

Según señaló el Presidente Sebastián Piñera durante el anuncio, las medidas están orientadas en “ayudar a nuestros emprendedores, Pymes y empresarios que lo requieran, a través de líneas de financiamiento con garantías del Estado”.

Según el Mandatario estas líneas de crédito, que estarán disponibles hasta el 30 de septiembre de este año, permitirán financiar créditos a empresas por hasta US$24.000 millones, lo que equivaldría a elevar hasta 20 veces las líneas disponibles.

“La nueva línea de crédito con garantía del Estado permitirá acotar el riesgo de crédito extraordinario generado por el Estado de Emergencia y facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo a las empresas por un plazo de hasta 48 meses, con un periodo de gracia de hasta seis meses y por un monto equivalente de hasta tres meses de venta”, señaló el Presidente Piñera.

En ese sentido, los bancos que presten estos recursos a las empresas beneficiadas, con garantías del Estado, deberán reprogramar todos los créditos preexistentes del deudor beneficiado y postergar toda amortización de sus créditos antiguos hasta que los nuevos préstamos estén íntegramente pagados.

¿Cómo funcionará?

La garantía que otorgará el Estado dependerá del tamaño de la empresa beneficiada. Para empresas con ventas inferiores a 25 mil UF anuales, la garantía del Estado podrá llegar hasta el 85% del nuevo préstamo para capital de trabajo. Esta garantía será de hasta 70% para empresas con ventas entre mil 25 UF y 100 mil UF anuales, y de hasta 60% para empresas con ventas superiores a 100 mil e inferiores a 1 millón de UF anuales.

Las empresas beneficiadas deberán utilizar estos recursos para sus necesidades operativas y de capital de trabajo, como por ejemplo: pago de remuneraciones, arriendos, proveedores, obligaciones tributarias y otras necesidades para mantener operativas sus empresas durante la emergencia y retomar la normalidad de sus operaciones una vez superada la crisis

Se estableció que quienes se acojan a esta opción no podrán usar estos fondos para amortizar créditos previos con los bancos, pagar dividendos o hacer retiros de capital, hacer préstamos a terceros relacionados ni otros destinos no indispensables.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio