Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Covid-19: Pymes que se reinventaron ante la contingencia y asisten a sus clientes de manera online

La alarmante expansión del coronavirus, que tiene a muchas personas aisladas en sus casas, obliga a las pymes a buscar ideas para reinventarse y seguir subsistiendo en este complejo momento.

Y es que la llegada del Covid-19 afecta, en especial, a aquellos emprendimientos que tienen tiendas y que trabajan en permanente contacto con clientes.

Ante esto, darle un creativo uso al teletrabajo puede hacer la diferencia para convertir la crisis en una oportunidad de negocio. Precisamente, eso fue lo que hicieron estas tres pymes y emprendedores que mediante el trabajo remoto han logrado mantenerse a flote.

Amoblando tu hogar

Cuando empezó la emergencia sanitaria en Chile, Amoblé, una tienda de decoración ubicada en la comuna de Vitacura, tomó una serie de acciones para que el evidente descenso de clientes no golpeara tanto.

De esta manera, a Benjamín Díaz, socio de la empresa, se le ocurrió que las vendedoras -en su mayoría diseñadoras- brindaran una asesoría virtual en que los clientes puedan enviar fotografías o planos de los lugares de su hogar que le gustaría remodelar.

“Uno no va de manera frecuente a una mueblería, son más bien compras emocionales que forman parte de las distintas etapas que viven las personas, por ejemplo, cuando se cambian de casa. Por lo que el acompañamiento lo tratamos de suplir a través de la videoconferencia“, dice Díaz.

La idea de una atención personalizada, recalca, tuvo buena acogida entre los clientes. “Hemos podido entender lo que quieren y eso en una tienda a veces es difícil de lograr. Esto nos ha permitido generar una interacción de calidad y desde nuestras casas hacemos una propuesta dirigida y personalizada”.

En la página web de Amoblé está disponible el Whatsapp para contactarse con el personal, además de un correo electrónico.“En las primeras 48 horas nos reunimos mediante Zoom con los clientes y ahí buscamos entender lo que están buscando”, indica Díaz.

La tienda tiene la ventaja de contar con profesionales en el rubro que con una foto pueden guiar a los clientes en su decisión de amoblar un espacio. Por eso, una vez que pase el coronavirus, Díaz dice que podrían continuar con esta modalidad: “El feedback que hemos tenido nos hace intuir que esta es una nueva forma de interactuar con el cliente”.

Por la salud de las embarazadas

La kinesióloga Daniela Ortiz visita en sus hogares a mujeres embarazadas o que recientemente fueron madres para realizar distintas terapias integrales que apoyen su adaptación.

Al trabajar con una población de alto riesgo, Daniela tuvo que adaptarse al impacto del coronavirus. De hecho, hace una semana llegó desde Europa, por lo que está en una cuarentena preventiva.

Con ese contexto, empezó a ofrecer su trabajo de manera online. “Al comienzo me fue muy mal, las usuarias no estaban muy seguras de probar este método. Pero cuando se dieron a conocer más medidas para quedarse en la casa, una paciente se atrevió a hacer las clases”.

A través de su cuenta de Instagram, subió una historia de su primera clase online, y al poco tiempo se sumaron nuevas pacientes. “Aunque no es el promedio de mujeres que veía antes del coronavirus, más del 50% de ellas ya está volviendo”, dice.

Si bien tiene la dificultad de que sus usuarias no cuentan con los implementos para realizar los ejercicios, ocupa el ingenio y utiliza otros elementos que funcionen. “Las clases han resultado bien, ellas quedan muy contentas y se mantienen activas y las libera un poco de las otras obligaciones que tienen en sus hogares”, recalca.

Panificadora online

En 2018, el Ministerio de Economía premió a Superpan, una fábrica panificadora de la comuna de Quinta Normal, como la mejor Pyme del Año.

Gonzalo Montenegro, su dueño, recibió este reconocimiento tras participar en una serie de capacitaciones en Sercotec, después consiguió el financiamiento que le permitió a su panificadora ser una de las más populares del sector por sus pasteles y dulces.

Pero el coronavirus lo obligó a adaptarse. Por ejemplo, a través de su página de Facebook graba videos promocionando sus productos para que los clientes los encarguen. Asimismo, en su página web habilitó un whatsapp para hacer reservas.

Él cree que con el paso de los días, la gente se puede estresar mucho más con la cuarentena, por lo que sus dulces pueden ayudar a calmar la ansiedad. Por eso, en su negocio habilitará una ventana para la entrega de los productos disponibles, que los dará a conocer mediante sus redes sociales.También incluye pedidos a domicilio.

“A este negocio le va muy bien y tenemos una clientela super fiel, pero igual hay que adaptarse a los cambios”, dice. De hecho, como ya es una persona conocida en la comuna, en Facebook Live hizo una clase sobre cómo hacer pan en la casa. “Tuvo más 7 mil reproducciones y la gente interactuaba”.

 

Por Diego Almazabar

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio