Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Crisis social en Chile: ¿Cuál es su impacto en el clima laboral de las organizaciones? 

Por Diego Almazabar

Este 18 de noviembre se cumple un mes desde que en Chile estalló una crisis social, donde muchas personas viven con la incertidumbre de no saber cuáles serán los efectos que provocará este complejo momento que vive el país.

Si bien ya aparecen algunas señales de cambio, como el acuerdo para impulsar una nueva constitución, las demandas ciudadanas son transversales, lo que hace que volver a la normalidad no sea una tarea fácil.

Precisamente, alguno de los efectos de esta crisis se pueden ver en las organizaciones y sus trabajadores. Y en ese sentido, el bienestar psicológico de los empleados también puede verse afectado.

El doctor en psicología y profesor de la Escuela de Administración de la Universidad Católica, Héctor Madrid, señala que “el bienestar psicológico laboral es cuando tienes actitudes positivas hacia lo que es trabajar en tu organización. Hay un estado de ánimo donde te sientes tranquilo y entusiasmado”.

Si bien aclara que el bienestar laboral primero tiene relación con lo que pasa dentro del trabajo, cuando las situaciones que pasan afuera de la organización son intensas, como en el caso de Chile, el estado de ánimo se altera.

En ese sentido, explica que hay una parte del bienestar en el trabajo que ciertamente se ve influida por esta situación adversa que vivimos a nivel país. “Los eventos son tan intensos que esto debería tener un efecto de traspaso, entonces eso altera el trabajo y las personas tienen tendencia de evaluaciones un poco más pesimistas, lo que afecta su rendimiento”.

De hecho, el experto señala que lo que está pasando puede hacer que aumenten las dudas sobre las condiciones laborales y, sobre todo, el temor a perder el empleo. “Dado que hay una incertidumbre muy alta respecto de cuál va ser el comportamiento de la economía, claramente aumentan los temores de desempleo, que es una percepción de inseguridad laboral de que eventualmente no vas a poder mantener tu trabajo a lo largo del tiempo“, apunta.

Sobre el último punto, asevera que la inseguridad laboral tiene un fuerte impacto en el estrés de las personas, “donde la poca certeza es vista como una amenaza para tu bienestar, porque no vas a tener las condiciones para mantener tu proyecto de vida, y eso puede tener efectos en la salud”.

Los impactos en la cultura organizacional 

Otro fenómeno que colocó sobre la mesa el estallido social, indica Madrid, es la desigualdad y la percepción de injusticia, situaciones que se pueden hacer más visibles dentro de las organizaciones.

“Por ejemplo, las personas se hacen mayores cuestionamientos respecto de si son bien recompensados en su trabajo, si la empresa trata a sus trabajadores de forma justa y en función a su desempeño y no en base a criterios que son arbitrarios”, señala.

Para eso, el experto considera que la justicia organizacional es muy importante para el bienestar, ya que si un empleado siente que no es tratado de forma justa, eso aumenta otros procesos psicológicos como el disgusto y la frustración, que es lo que se puede observar en las calles.

En tiempos de crisis, el académico dice que las organizaciones “deben reducir en mayor medida la incertidumbre, y para eso es importante la comunicación de los criterios que regirán el funcionamiento de una organización en los próximos meses y ser muy claros respecto de cómo la crisis está impactando a la empresa y cuáles serán las consecuencias”.

Aquí, recalca Madrid, es importante que las compañías que pueden entregar seguridad y estabilidad en el empleo se lo comuniquen a sus trabajadores para reducir ese temor. Por otro lado, indica que “las empresas que tienen mayor dificultades para ofrecer esa estabilidad deben trasmitir esa información y decir lo que están haciendo para enfrentar esta situación adversa”.

“Es relevante que las empresas sean explícitas en los criterios a partir de las cuáles toman decisiones. Por ejemplo, decir cuáles son sus políticas salariales, mayor transparencia de los ingresos, y los criterios que tienen para ascender a un trabajo o por qué tomar la decisión de despedir a alguien. Toda la incertidumbre que genera la ansiedad y el estrés hoy guarda mucha relación con entregar información”, agrega.

Para finalizar, el psicólogo de la PUC dice que la situación que vivimos demanda un cambio cultural tanto a nivel de país como en las organizaciones. “Las culturas organizacionales tienen dos dimensiones: las que están orientadas a los resultados o a las personas. Ambas cosas no son lo opuesto, se pueden combinar. Pero somos una cultura muy orientada hacía los resultados económicos y hemos descuidado la orientación hacia las personas”.

Es por eso que dice que con esta crisis “lo que debería ocurrir en las organizaciones chilenas es la incorporación de valores y no solo orientarse hacia los resultados, ese es uno de los desafíos. Las demandas de la ciudadanía es que construyamos una cultura en la que tomemos más en cuenta a la persona”.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • El artículo me parece muy acertado y de mucha utilidad. Gracias!

volver al inicio