Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Edad y trabajo: Conoce los problemas de salud más comunes cuando envejece la población laboral

Según el último Censo realizado en el 2017, en Chile hay 2,1 millones de adultos mayores de 64 años, lo que presenta más del 16% de la población. Asimismo, estimaciones indican que de aquí al 2050 las personas de la tercera edad llegarían a las 5,4 millones.

Este escenario refleja el importante cambio demográfico que enfrenta el país. Y en ese ámbito, una de las transformaciones más profundas se dará en el mundo laboral, que tendrá un importante componente de trabajadores de mayor edad.

Lo anterior debe tomar en cuenta que el aumento de edad implica cambios físicos, mentales y en especial en las capacidades motoras del trabajador, que pueden afectar el rendimiento y constituir un riesgo acrecentado para la salud de estas personas, si no se adaptan las características del trabajo a la edad.

Esto hace que uno de los retos sea lograr la sostenibilidad de una población laboral que envejece. Y por eso, conoce aquí los problemas de salud más comunes que enfrentan este grupo etario a la hora de trabajar.

Problemas más comunes

Fuerza muscular y rango de movimientos articulares: El sistema musculo esquelético se debilita con el tiempo, lo que podría resultan en una disminución de la capacidad para el trabajo de carga. Esto se debe tener en cuenta para trabajos que requieren alta repetitividad de movimientos, que podrían generar problemas físicos con el tiempo.

Sistema cardiovascular y respiratorio: La capacidad del corazón, pulmones y sistema circulatorio para transportar de manera efectiva el oxígeno disminuye; esto es conocido como disminución de la resistencia aeróbica. Entre los 30 y 65 años esta capacidad puede disminuir hasta en un 40%, aunque este comportamiento depende en gran medida del estilo de vida.

Regulación del sueño: A medida que pasan los años, nuestro cuerpo no puede regular de la misma manera el sueño. El tiempo que una persona duerme y qué tan bien lo hace puede verse afectado por el cambio de horarios de trabajo o por la luz y el ruido ambiental. El impacto en los empleados es especialmente una preocupación para los que tienen turnos o que tienen cambios rápidos de zonas horarias por viajes.

Visión: A medida que pasa el tiempo existe una reducción en la capacidad de ver o ajustar el enfoque en ciertos rangos de distancia, que normalmente se corrigen con anteojos recetados. También ocurren cambios en la agudeza visual, profundidad y resistencia al deslumbramiento y la transmisión de la luz. Una iluminación más brillante (adecuada para la tarea) y documentos bien diseñados que eviten la letra pequeña pueden ser parte de una solución.

Audición: La disminución se percibe en las frecuencias más altas (sonidos de tono alto). Muy a menudo, este cambio se nota en la incapacidad de escuchar una voz o sonido en particular en un entorno ruidoso. Además, las personas que trabajan con mucho ruido de fondo pueden tener dificultades para escuchar las instrucciones verbales.

Funciones cognitivas: En general, la inteligencia fluida disminuye con la edad, mientras que las tareas verbales y el vocabulario (hablar y expresarse) permanecen constantes o mejoran. Las tareas que dependen de la memoria a corto plazo por lo general tardan más en ejecutarse. Los colaboradores mayores tienden a usar su experiencia cuando trabajan y pueden encontrar difícil trabajar con estímulos complejos o confusos. Todos, a cualquier edad, piensan y aprenden de manera diferente. Estas funciones cognitivas son dependientes del individuo y de las experiencias que han tenido durante su vida.

Es cada vez más relevante considerar a los adultos mayores como una fuerza laboral interesante que se debe entender, evaluar y exigir de acuerdo a sus condiciones físicas y cognitivas.

Según los expertos de la consultora Willis Towers Watson, la extensión de la vida laboral de las personas podría liberar un valor masivo para las economías de los países, estimular la tasa de empleo para los ciudadanos mayores de 55 años, aumentaría, a largo plazo, en 3.500 millones de dólares el PIB de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Con todo, los especialistas indican que la vejez puede ser una etapa activa y vital, ya que con los años las personas pueden sobrepasar las barreras cronológicas, lo que convierte el envejecimiento poblacional en, quizás, uno de los retos más importantes para las sociedades modernas.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio