Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Cristóbal Leturia, jefe de Sercotec: “Hasta un 80% de las pymes chilenas ha muerto al cabo de 7 años”

Por Mario Riveros M.

Poco más de un año lleva Cristóbal Leturia (38) a cargo de la gerencia general del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec).

Allí, el político de la UDI llegó tras una fallida campaña por el Distrito 9 (Conchalí, Huechuraba, Renca, Cerro Navia, Lo Prado, Quinta Normal, Independencia y Recoleta), y con la misión de “poner en marcha Chile”, como todas las autoridades que llegaron a las reparticiones económicas del gobierno.

Hijo de Javier Leturia, uno de los seis fundadores de la UDI y emblemático dirigente de ese partido, Cristóbal Leturia ha forjado su propia carrera ligada al desarrollo: El ingeniero Civil estuvo a cargo de la  División de Desarrollo Regional del Ministerio del Interior en el primer Gobierno de Sebastián Piñera y trabajó como especialista de Desarrollo Integral de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, para luego  estar en el sector privado.

Pero  el alma “política” de Leturia pesa en su gestión. De hecho, cuenta que a las pocas semanas en el cargo conoció a “Claudia”, una emprendedora del rubro textil de Independencia quien lloraba fuera del edificio institucional, en el centro de Santiago.

¿Su motivo?

Necesitaba postular a los fondos de su servicio pero después de 30 preguntas (un poco más del 10%) había abandonado el proceso.

“Se la comió el proceso”, dice Leturia. “Yo siempre digo, medio en broma, pero bastante en serio, que postular al Sercotec era más difícil que postular a la Nasa”, dice el funcionario mientras explica que al día siguiente comenzó en la entidad el “Proyecto Claudia”, que buscó simplificar las postulaciones. “Y la verdad es que pasamos de 154 preguntas a 11 preguntas más un video-selfie”, señala el funcionario.

-¿Cómo se llegó a esas 11 preguntas, y no 12 o cinco?

“Buscábamos cómo simplificar, porque habían preguntas como por ejemplo ‘calcule el interés compuesto de un crédito en distintos escenarios’, que era una pregunta universitaria de alto grado, que no tiene sentido que un emprendedor sepa contestarla, entonces, estas preguntas  nos indican si la persona tiene un modelo de negocios claro en su cabeza”.

-Pero, según cifras de Sercotec, estamos hablando de un segmento en donde menos del 25%  ha terminado la educación secundaria. ¿Estas personas son capaces de hacer un video selfie?

“Antes dejábamos fuera a todas las personas que no eran capaces de contestar un formulario tremendamente difícil y en la práctica, lo que pasaba era que los seleccionados de Sercotec eran estudiantes o profesionales del rubro de las ingenierías…”.

-Las cifras de Sercotec dicen que más del 75% de quienes se adjudican los fondos no son estudiantes ni profesionales…

“Hay dos manera de adjudicarse los fondos: o se lo adjudicaban directamente, o se los adjudicaban gracias a consultoras que les habían cobrado por postular a Sercotec. Y no tiene sentido que un proceso de postulación como este lo tengas que hacer con ayuda de esas características. Entonces, nosotros simplificamos esto con lo que creo, ampliamos tremendamente el universo de gente que puede postular”.

-Y los usuarios que necesitan y para quienes están diseñados estas postulaciones, ¿están capacitados para hacer un video-selfie?

“Es cierto que existe gente que no es capaz de hacer un video-selfie, pero al menos es más fácil de sobrellevar por alguien que tiene una alfabetización digital menor, pero le puede pedir ayuda al hijo, al hermano, al vecino…”.

-Igual existe una barrera de entrada…

“Por su puesto que cada sistema tiene su  falencia. Creo que las falencias de este sistema de postulación son muchísimo menores y menos discriminatorias que las que había antes”.

-Pero no se han hecho estudios. Esta idea viene solo del caso de Claudia…

“No. Por supuesto que analizamos todo el universo de gente que postula a Sercotec, y los análisis que hicimos fue pensando en eso, y sobre todo en la gente que trataba de postular a Sercotec y no lograba entrar. La cantidad de gente que se metía al sistema, que empezaba a llenar su formulario y llegaba  a la pregunta 20, 30, 12, y no podía seguir, era tremendo. Hoy los procesos abiertos han mostrado un comportamiento distinto al momento de postular”.

-En qué sentido…

“Por ejemplo hoy vemos que a los pocos días de postular hay mucha gente que ya terminó su postulación. Antes no pasaba eso”.

-¿Y esto viene de la mano con una ampliación de los fondos de Sercotec? Porque siguiendo esa lógica llegarán más postulantes…

“Esto no es para ampliar la cantidad de beneficiarios sino que para seleccionar de una mejor forma los beneficiarios, de una forma sobre todo más justa”.

 

Enfocado en los Centros de Negocios

“El 98 de las empresas en Chile son pyme. Y estamos hablando de zapaterías, panaderías, de un almacén, un taller mecánico…en el fondo, las pymes clásicas, no que necesariamente usen tecnología, innovación, sino que el puro hecho de emprender. Entonces, el hecho de estar yéndonos al espectro completo de pymes, nos da una visión de hacia dónde debemos ir. Además, dentro de los cambios que hicimos en los fondos, los beneficiarios deben ir una vez que se adjudiquen los fondos a los Centros de  Negocios para ser asesorados”.

-¿Se obliga a usar estos Centros de Negocios? ¿Por qué?

“Una vez que una persona es asesorada en un Centro de Desarrollo de Negocios tiene el doble de posibilidades de sobrevivir y no morir en el intento, de ser una empresa de largo plazo exitosa, que las que no se asesoran”.

-¿Y esa cifra nace de un estudio de Sercotec?

“Sí, de estudios nuestros donde se hizo una cohorte y se evaluó durante tres años a un grupo que no había ido al Centro de Desarrollo de Negocios y otro que sí había ido y el grupo que no había ido,  un 28% de esas empresas habían muerto al cabo de tres años. En el que sí habían ido, un 13% lo había hecho”.

-O sea, la tasa de sobrevivencia es baja. ¿Existe una cifra oficial?

“Nunca hay una claridad real en los números, porque hay distintas metodologías para medirlos. Se habla de que en Chile hasta un 80% de las pymes al cabo de 7 años ha muerto, lo que es un número brutal”.

-Es un número muy alto, sobre todo para un país que tiene la mayor tasa de emprendimiento de OCDE…

“Sí, Chile tiene una tremenda tasa de emprendimiento, pero también una tremenda tasa de muerte de los emprendimientos. Entonces, lo que estamos haciendo nosotros es tratar de que los emprendimientos no mueran, y para eso lo que estamos haciendo es seleccionar mejor: Antes seleccionábamos por los que eran capaces de llenar un formulario hiper complejo, hoy por lo que tienen un modelo de negocio, los que tienen una claridad en el negocio que quieren desarrollar”.

-¿Y esto aumenta la rentabilidad social de los recursos de Sercotec?

“Sí”.

-¿En cuánto?

“No. Más que eso, tenemos la certeza de que después de esto mucha gente como Claudia, que antes no eran capaces de postular por la complejidad del proceso, hoy sí lo van a poder hacer”.

 

 

Digitalización y tiendas propias para emprendedores apoyados por Sercotec

Sercotec además tendrá la función de capacitar en digitalización a emprendedores de todo Chile, lo que es parte de la estrategia del Gobierno, que busca modernizar a este sector de la economía.

Están ajustando la oferta de cursos, que se harán de manera virtual, con miras a aumentar de manera exponencial sus usuarios.

-Y también dos tiendas en malls, que Mall Plaza le cedió a Sercotec. ¿Cómo nace esa idea?

“Eso responde también a una señora que se me acerca en una feria en Carahue, que se me acerca y me vende un gorro de lana a $2 mil. Y yo, como soy pelado, sé que no valen $2 mil. Tu vas al mall y no vale $2 mil, vale $20 mil. Entonces, yo le dije a la señora, su gorro no vale $2 mil, valen por lo menos $10 mil”.

-¿Y Qué le dijo la señora?

“Me dijo: ‘dime a quién se lo vendo a $10 mil y se los vendo todos’”.

“Y eso me hace sentido y digo ‘en verdad esta señora no es capaz de llegar al consumidor final que valora su producto’, y por lo mismo nosotros tenemos que buscar una forma de ayudarla, y desarrollamos este piloto con el Mall Plaza, donde abrimos una tienda en San Bernardo (Mall Plaza Sur) y otra en el Mall Plaza Arica”.

-¿Cómo les ha ido?

“Ambos muy exitosos porque le permiten al emprendedor llegar a precios de mall, y además le permite al mall tener productos únicos, porque los productos hecho a mano son únicos”.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • No es necesario tener una tienda en el Mall. Todos saben que el costo del arriendo es prohibitivo. Si permitieran locales en los patios de estacionamientos vacíos o lugares no ocupados a unos 20 emprendedores de distintos productos hechos a mano, sería más efectiva la ayuda. Hay miles de mujeres que tejen en nuestro país y no tienen a quien venderle a precio normal. Un gorro no vale 20 mil. El precio máximo es de 5 mil.

volver al inicio