Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Opinión. Los hijos del rigor, una generación olvidada

Por Andrés Meyer, director ejecutivo de Calev Consulting Chile

Hoy todos comentan de la generación M y Z, ambas están en el loop de todas las personas, empresas, medios, etc, pero nos olvidamos de una gran generación que vive y se desarrolla de forma exitosa en nuestro país, esta es la llamada generación de “los hijos del rigor”, pero ¿quieres son?, ¿de dónde vienen y porque nadie habla de ellos?

Esta generación proviene del esfuerzo y dificultad de otros tiempos, nace en medio de una crisis que vive Chile y se desarrolla en base al arduo trabajo y esfuerzo de familias completas para educar a sus hijos en la universidad. Se forma en un sistema en el cual no existen, o solo existen algunas universidades privadas, pero su acceso es sumamente restringido por los altos costos de estas. En dicha generación las oportunidades son un poco mayores que la anterior, pero comparadas con hoy, son mínimas las opciones de crecimiento sin un gran esfuerzo y sacrificio previo.

Esta generación se formó en base al ardor de sus padres, al objetivo de estos estudiantes por trabajar y estudiar de forma simultánea, por trabajar y ahorrar, por partir desde cero y llegar alto, muy alto en lo profesional. Esta generación hoy es olvidada, nadie recuerda los tiempos en que ingresar a una universidad estatal era prácticamente la única opción, salvo la existencia de algunas universidades privadas que, con un alto costo, se hacía muy difícil ingresar a estudiar. Dicha generación del rigor se convirtió en la primera, dentro de sus familias, en estudiar una carrera universitaria, los primeros en postular a créditos universitarios, los primeros en surgir.

Esta generación se esforzó en todo, no solo en el estudio, sino que también en el trabajo, ellos provienen de tiempos en donde los conceptos de flexibilidad laboral, home office, celulares, beneficios emocionales, etc, simplemente no existían, de esa generación estamos hablando hoy, a ellos se les recuerda y se les agradece el rigor como ejemplo para las nuevas generaciones.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio