Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Sabes cuánto vale tu pyme? Acá cuatro métodos para conocer cuál es el tamaño de tu empresa

Generalmente los emprendedores de startups, que se pasan la vida entre mantener su empresa y reunirse con inversionistas, son los únicos que siempre andan con el valor de su propio emprendimiento calculado.

No es que se trate de una medida necesaria para el desarrollo de la pyme, pero siempre es necesario saber qué se tiene para saber hasta qué punto se puede llegar en esta apuesta de emprendimiento con este negocio.

Por eso es que la valoración es un proceso que debe hacerse en todos los emprendimientos, pues además permite buscar financiamiento o sumar más capital acotando riesgo.

El gran problema es que no solo no existe un solo método que te permite saber el valor de tu compañía, sino que hay muchos y, de ellos, al menos cuatro son los regularmente aceptados. Porque, claro está, una cosa es la que tu creas que vale tu empresa y otra muy distinta es que alguien te preste dinero o invierta en tu compañía creyendo esa valoración.

¿Cuáles son estos métodos? Pues vamos por parte, explicando cada uno.

  1. Método de Múltiplos: El primero es el más simple de todos, aunque requiere una contabilidad organizada. Aquí, es necesario conocer el Ebitda del Negocio, o la utilidad de la compañía antes de gastos financieros, impuestos y demás gastos contables, según sus siglas en inglés. Aquí, dependiendo de cada industria, la valorización de la compañía puede ser esta cifra multiplicado por uno y hasta 12 veces. Para esto, sí, es necesario saber cómo lo hace tu competencia, tener un historial de varios años y, por sobre todo, tener utilidades. Si tu empresa pierde dinero, lo único que harás al usar este método es multiplicar las deudas.
  2. Descuento del flujo de caja: Este es uno de los más usados porque es simple de calcular para una empresa pequeña. Analiza la capacidad del negocio de generar flujos de caja libres y los trae a valor presente. Generalmente se hace con flujos de cinco años.
  3. Método por comparación: Este método valora el negocio solo tomando como referencia operaciones de empresas con características similares en el sector. La idea es que tu empresa vale más o  menos lo mismo que otra compañía del mercado, y por eso mismo es que este método se usa menos, porque todas las empresas son diferentes.
  4. Valor de activos ajustados: Aquí la valoración del negocio se hace a partir de los bienes tangibles del negocio, o sea, básicamente el patrimonio, los activos fijos y las existencias. Lo que hay es lo que se vende. Una empresa eficiente, sin embargo, vale mucho más y tiene posibilidades de generar más riqueza, por lo que los empresarios que quieren vender suelen optar por otro mecanismo.
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio