Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Mira estos consejos para evitar la morosidad de tu pyme

El primer filtro a a hora de mirar la seriedad de una empresa es mirar si está o no en dicom.

Está claro que cuando hay restricciones de financiamiento y cuando los plazos de pago de los proveedores son largos, los pagos regulares de sus obligaciones se hacen complejos.

De hecho este indicador, que según un estudio de la Universidad San Sebastián afecta al menos a la mitad de las pymes de Santiago, es uno de los grandes problemas de las pymes porque les limita el financiamiento en el futuro, por lo que quedan sin rango de acción en caso de algún imprevisto o eventualidad.

Es que si bien las pymes son las empresas que mejor y más a tiempo pagan, también son las que más sufren cuando sus proveedores de mayor tamaño aplazan los pagos de manera unilateral, algo que suele ocurrir y probablemente seguirá ocurriendo, al menos, hasta que se aprueben y entren en vigencias las leyes de Pago Oportuno anunciadas por el Gobierno.

Aún así, siempre quedará un plazo en el cual una pyme vendió sus productos y su cliente, otra empresa, aún no le paga. Por eso, las pymes deben estar preparadas para manejar esos plazos y evitar caer en morosidad. ¿Cómo?

Aquí Tanner, la mayor empresa financiera no bancaria del país, y que tiene productos de financiamiento como el factoring especializado en las pymes, nos dejan ocho consejos para tener en cuenta:

 

  1. Conoce a tu cliente. Es importante saber si tu cliente paga a tiempo y no le pone problemas a sus proveedores. Revisar su Dicom, historial de pago y conversar con otros de sus proveedores sobre sus conductas de pago es una buena idea, más aún si la idea es contraer obligaciones o si piensas en factorizar las facturas. Si tu cliente es mal pagador la posibilidad de factorizar se te complica.
  2. Analiza tus límites y no te salgas de ellos al vender. Si tienes solo un cliente o una sola empresa representa parte importante de tus ingresos, es importante que sepas bien cuáles son tus límites y no autorices plazos de pago muy largos, ni siquiera pensando en la posibilidad que te da el factoring porque, si los plazos crecen demasiado, tu serás el responsable de cubrir este instrumento de financiamiento.
  3. Siempre por escrito. Es muy importante que todo lo importante quede por escrito. Un error común de las empresas es confiar en la palabra, y no hay nada de malo en ello, pero en términos comerciales lo mejor es el papel, sin excepciones.
  4. Hacer un buen contrato. La operación de compraventa debe qudar en un contrato, y éste debe tener y detallar los aspectos vitales de la operación. Se recomienda incluir el mayor porcentaje posible de pago por adelantado, las fechas de emisión de facturas, los plazos y las formas de pago, y las penalizaciones en caso de demora.
  5. No hay que temer a recordarle al cliente. A los clientes hay que recordarles los pagos. El servicio de cobranza hay que hacerla y no complicarse con eso. Si te complica o es muy caro para tu empresa, lo mejor es dejar esa tarea en un factoring que lo incluye dentro de la operación. Así, este servicio se realiza y tu empresa no se cpomplica.
  6. Tienes que cumplir. Para las empresas es más fácil atrasar el pago cuando le das una excusa para hacerlo, y atrasarte o entregar productos que no cumplen el estándar son razon que todos los compradores utilizan.
  7. Ser firme a la hora de hacer cumplir el contrato. En una relación comercial es importante ser firme con lo que se acuerda. No hay favores sino que son dos partes iguales que libremente acuerdan esta relación.
  8. Cobrar menos es mejor que no cobrar.Si el comprador tiene sinceramente serios problemas, es mejor un peso hoy que niguno añana. Pero esto solo en extrema necesidad.
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio