Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Sabes qué es el capital de trabajo? Mira aquí cómo manejarlo y hacerlo crecer para potenciar tu pyme

El peor escenario para una pyme es no tener dinero para pagar las materias primas de su negocio, pues existe el riesgo de que esto paralice la operación de la compañía, y eventualmente llevarla a la quiebra.

¿Cómo evitar este tipo de situaciones? Monitoreando el Capital de Trabajo, que son los recursos que requiere la empresa para poder seguir operando en el corto plazo.Este indicador se calcula como el excedente de activos de corto plazo sobre los pasivos de corto plazo.

Ahora, ¿qué se entiende por activos y pasivos de corto plazo? Contablemente, los activos de corto plazo se conforman por la caja, el inventario y la cuentas por cobrar (ventas a crédito realizadas a tus clientes); mientas que los pasivos de corto plazo surgen a partir de las cuentas por pagar (deudas con tus proveedores), sueldos y cualquier tipo de crédito que deba ser regularizado en el corto plazo.

Cuando la empresa tiene un capital de trabajo positivo, podrá hacer frente a sus deudas de corto plazo y seguir funcionando con normalidad. Sin embargo, si el capital de trabajo es negativo, la empresa presentará problemas para saldar sus deudas, que en el peor de los casos puede llevarla a la quiebra.

Es por eso que es fundamental llevar un permanente control y monitoreo del capital de trabajo, y evitar así uno de los principales motivos que explican el cierre de las pymes: falta de liquidez para afrontar obligaciones de corto plazo.

El mayor problema

Gran parte de los activos de una compañía son facturas por cobrar a 30, 60 ó 90 días. Si bien estos documentos tienen definida una fecha de pago, este no siempre se genera a tiempo e incluso puede llegar a retrasarse semanas. Lo anterior puede ser una complicación durante un escenario de estrechez financiera, en el que la empresa debe cumplir con sueldos, cuentas y materiales para seguir trabajando.

En estos casos, puede que no esté todo perdido, ya que es posible conseguir Capital de Trabajo de forma fácil y rápida con cualquier factura por pagar, mediante el factoring, que es una herramienta diseñada para solucionar este tipo de problemas de corto plazo.  Precisamente por esto, en Tanner, la empresa financiera no bancaria más grande de Chile, destacan que las operaciones de factoring son muy ágiles en su tramitación.

Este financiamiento, explican desde Tanner, adelanta los recursos que están comprometidos en una factura, por lo que existe garantía de pago, simplificando el análisis de riesgo de la operación. No obstante, por cada factorización se cobra una tasa de descuento, que depende de la operación, el plazo y el perfil de pagador de quien debe la factura, ya que el factoringes el nuevo receptor de los fondos por pagar.

Tanner, que tiene un área destinada a factoring de pequeñas y medianas empresas, recalca que este proceso libera a tu empresa del proceso de cobranza, porque lo realizan ellos mismos, lo que permite ahorrar estos esfuerzos.

 

¿Quieres saber más? Puedes hacer click aquí para comunicarte con la división de factoring de Tanner

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio