Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Opinión: Tres claves para crear tu propio negocio

Por Isaías Sharon, psicólogo y director ejecutivo de Smart Coach

Emprender está de moda, hay fondos especiales para hacerlo, existen asociaciones que agrupan, ayudan y financian las ideas de aquellos que quieren cambiar el mundo. Hace un par de décadas algunos lo llamaban “independientes” y no eran personas queridas por los bancos ni bien vistos, porque su situación era “inestable”, pero hoy ser capaz de crear tus ideas en un negocio propio es algo que cada vez más personas se atreven a hacer.

No quieras construir de inmediato la versión soñada, sino que comienza por lo más pequeño, pero que funcione y que la gente esté dispuesta a comprarlo”.

Personalmente he creado al menos cuatro empresas, generado más de seis registros de marcas y patentes, y cuento con más 25 registros de propiedad intelectual. Para mi emprender es algo que hago desde muy pequeño y me costaría pensar en hacer otra cosa. En ese proceso de crear, administrar y hacer crecer diferentes negocios he tenido aciertos y errores, como suele ocurrir, y es desde esa experiencia que quisiera compartir tres claves para crear tu propio negocio.

La primera de estas claves, se relaciona con el concepto de “producto mínimo viable” (PMV). Este concepto es fundamental cuando estás comenzando, porque además lo usual es que no se tienen todos los recursos, ni las personas, ni la experiencia suficiente para acertar a la primera, por eso el PMV es una buena manera de poner en marcha el negocio y comenzar a generar flujos, con una inversión controlada.

El producto mínimo viable consiste en diseñar la unidad más pequeña, funcional y comercializable de tu producto y servicio, que te permita poner en funcionamiento tu negocio, generar tus primeros ingresos e iniciar el proceso de ajuste y mejora de tu producto, como también de tu negocio y su proceso comercial respectivo. No quieras construir de inmediato la versión soñada, sino que comienza por lo más pequeño, pero que funcione y que la gente esté dispuesta a comprarlo.

La segunda clave para que crees tu propio negocio se relaciona con cuidar el flujo de efectivo. Muchas personas creen que lo importante es capitalizarse. De hecho, el negocio inmobiliario ha crecido enormemente con personas que invierten en bienes raíces para arriendo, y no es que sea una mala alternativa, pero no le puedes pagar a tus proveedores con un trozo de departamento, ni pagar el sueldo con el computador de tu oficina. Para poder funcionar necesitas efectivo en los bolsillos, y eso es algo que debes tener siempre presente. Revisa tus flujos de caja y no seas tan optimista a la hora de hacer el cálculo, es mejor llevarse una buena sorpresa que quedarse sin dinero a final de mes.

Finalmente, la tercera recomendación consiste en saber “levantar la cabeza”, puede que tu idea sea genial, puede que tú seas un verdadero genio, pero no te vuelvas irreflexivo ni creas que vas a reinventar el mundo. Hay muchas personas que ya han recorrido el camino, aprendido, ajustado y avanzado con sus empresas, mira a tu competencia, mira a los mejores del rubro, busca oportunidades (siempre las hay), prueba tu producto o servicio, y ajustalo competitivamente, mira la tendencia para que siempre puedas generar valor.

Con estos tres consejos tendrás algunos puntos de referencia para poder integrar a tu estrategia de negocio y a la manera en que gerencias sus proyectos. Si le sumas convicción y pasión, entonces muy probablemente tendrás el éxito que buscas.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio