Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Opinión: La decisión de atreverse a emprender

Por David Venegas y Boris Barros, fundadores de CelularBarato.cl

 

Iniciar un negocio, emprender, es muy diferente a ser trabajador de una empresa.

No hay horario, no hay vacaciones. Tampoco hay límite de edad: el único requisito es tener las ganas y la convicción de lograr hacer realidad lo que imaginamos”.

De partida, no hay sueldo. Es que lo único que tiene el emprendedor es una idea y una intención. Su objetivo es, a partir de esta  idea inicial, tener la iniciativa y la decisión de abordar un proyecto empresarial que le permita introducirse en un mercado.

Otra diferencia es que el emprendedor no tiene límites. No hay horario, no hay vacaciones. Tampoco hay límite de edad: el único requisito es tener las ganas y la convicción de lograr hacer realidad lo que imaginamos.

Luego, cuando sigues emprendiendo, te das cuenta que al final, aunque tengas ideas e intenciones, sin conocimiento, es poco lo que puedes hacer. Es que emprender también es estudiar, es mirar, es darse cuenta que siempre se puede mejorar, aprendiendo con errores.

Un emprendedor siempre debe contar con la información y las herramientas necesarias que le faciliten el proceso. Éstas te permiten saber si el proyecto es rentable, masivo, vendible, qué competidores están en el mercado y cómo diferenciarme del resto.

El estudio es clave, porque conocer el mercado te permite entenderlo, y así es más fácil encontrar necesidades pero, también saber cuándo salir. A veces  las personas se rinden ya sea por falta de convicción, poco entusiasmo o simplemente miedo al cambio .

Ser un emprendedor es más que atreverse a independizarte o darle forma a un negocio. Ser un emprendedor es luchar contra tus miedos contra lo establecido en tu mente desde el colegio, ganarle a esos comentarios y caras incrédulas, saber que el inicio de todo negocio requiere una puesta en marcha que no asegura retorno y que, si en éste proceso no controlamos nuestra ansiedad, corremos riesgo de saltar de un fracaso a otro.

Ser emprendedor es tener temple, es tener paciencia, es tener perseverancia.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio