Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

La Taberna: el emprendedor que a los 59 años ganó fondos para levantar su sueño de niñez

De laurel, raulí, lenga, castaño, nogal y hasta mañío es posible encontrar jarras cerveceras en el taller de Jorge Ayala, emprendedor que en 2016, y con 59 añosde edad, se adjudicó el Capital Semilla de Sercotec, fondo que le permitió, según él mismo reconoce, cumplir un sueño de pequeño: la fabricación de artículos al estilo medieval, principalmente jarras de cerveza de madera.

Lo único que quería era hacer esto, desde que soy niño me ha gustado trabajar con madera (…) no me iba mal, pero luego uno se da cuenta qué feliz sería trabajando en esta cuestión de palitos todo el día y en eso estoy ahora”, dice Jorge Ayala.

“La gente me dice tu trabajo es envidiable”, reflexiona el artesano que dejó atrás años de trabajo como técnico electrónico en la armada y en el mundo privado, para pertenecer a una minoría. Es que, según el Estudio de Perfil Emprendedor de Valparaíso que elaboró Sercotec a base de datos de 2015, solo el 6% de los emprendedores de la región comienzan esta aventura entre los 50 y 59 años de edad.

Ayala, relata que todo partió con la elaboración de una jarra para uso propio la que, poco a poco, se ganó la aceptación entre quienes se fascinan con el mundo medieval.
Cultura medieval y pasión

Según el Estudio de Perfil Emprendedor de Valparaíso, el 44% de los emprendimientos tiene como motivación la autorrealización y es también el caso de Ayala. “Lo único que quería era hacer esto, desde que soy niño me ha gustado trabajar con madera (…) no me iba mal, pero luego uno se da cuenta qué feliz sería trabajando en esta cuestión de palitos todo el día y en eso estoy ahora”, dice el emprendedor.

en el ítem “Motivación para emprender” identifica tres factores que determinan el nacimiento de un negocio: lograr independencia y ser mi propio jefe; mejorar mis actuales ingresos; y autorrealización, marcando este último el mayor porcentaje con un 44%, número del que también es parte el artesano.

Pero más allá de los años el emprendedor destaca en el aporte capacitación, compra de maquinarias e insumos con los que pudo alivianar el trabajo y acortar los tiempos de producción. “No podría tener el nivel de producción que tengo sin las máquinas y las adquirí, en parte, con el fondo, señala el artesano y remata “cuando empecé a trabajar con ellas se me acortaron los tiempos de producción. Me demoraba 5 días en hacer una y hoy me demoro dos días y medio”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio