Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Productividad: Estudio revela que las mujeres se esfuerzan más por ascender en empresas donde la paridad es regla

La ambición de las mujeres de hacer carrera profesional no está impactada por la maternidad, como comúnmente se cree. Sino, por una cultura corporativa que falla a la hora de abrazar la diversidad y genera que esa ambición natural vaya disminuyendo en el tiempo, de acuerdo al estudio “Dispersando los mitos del Género, Brecha de Ambición” realizado por The Boston Consulting Group (BCG).

“Si los líderes demuestran que es posible, los empleados quieren ser líderes. Si no lo hacen, la ambición irá disminuyendo”, asegura Jorge Becerra, socio senior de The Boston Consulting Group.

El estudio de BCG concluye que las mujeres son tan ambiciosas como los hombres al principio de sus carreras. Específicamente, en el caso de los empleados menores de 30 años, hay una distinción mínima entre hombres y mujeres. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, la ambición tanto de hombres y mujeres tiende a declinar, y en aquellas empresas donde hay poco desarrollo de políticas de diversidad de género, se produce que la ambición femenina declina más rápido que la de los hombres.

En las organizaciones donde los empleados reportaron que existían menos progresos en políticas de diversidad de género, la brecha de ambición entre hombres y mujeres en el rango etario de 30 a 40 años- habitualmente un periodo clave en la carrera profesional de una persona- era de 17 puntos porcentuales (un 66% de las mujeres quería promoción, comparado con el 83% de los hombres).

En cambio, en compañías donde los empleados sentían que las políticas de diversidad de género estaban mejorando, casi no existía brecha de ambición entre hombres y mujeres de este mismo grupo etario (85% de las mujeres pensaba en una promoción, comparado con el 87% de los hombres).

“Hombres y mujeres son igualmente ambiciosos y ecuánimemente racionales. Si los líderes demuestran que es posible, los empleados quieren ser líderes. Si no lo hacen, la ambición irá disminuyendo. La ambición no es un atributo fijo, sino un atributo que puede ser nutrido o destruido en el tiempo a través de distintas interacciones diarias y oportunidades que se viven en el día a día en el trabajo”, asegura Jorge Becerra, socio senior de The Boston Consulting Group.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Estoy absolutamente de acuerdo que son los jefes lideres de las empresas las que pueden hacer el cambio, darle oportunidades a las personas es inmensamente favorable, creo que en Chile a las personas no se les dan oportunidades, y cuando se las llegan a dar no van acompañadas de ninguna mejora salarial o de bonos entonces disminuyen las ganas de seguir esforzándose esto pasa mucho en las pymes, creo que la poca motivación eso se traduce en menor producción y los chilenos estamos muy desmotivados en todo sentido.

volver al inicio