Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Crudo y Sin Censura: a este emprendimiento se le abrió el apetito y levanta crowdfunding para crecer

Cuando partió no fueron pocos los que se hicieron adictos a él. Es que, sinceramente, son pocos los restaurantes que son capaces de hacer un buen crudo en Santiago, a buen precio y con calidad pareja. Y, menos aún, que se arriesguen y te lo lleven directo a tu casa.

Esa fue, desde el principio, la apuesta de Crudo y Sin Censura. El emprendimiento, que nació a fines del año 2013.

“Alejandro (Cifuentes), mi socio y pareja, siempre había tenido el nombre y la idea en la cabeza. Y cuando lo echaron de su trabajo, altiro comenzamos a hacerlo realidad. Él trabajó 20 años en un banco, a cargo de operaciones y de un equipo de personas, y esto era algo que buscaba, poder crear y emprender”, explica Violeta Arévalo, la otra socia del negocio.

Así, partieron los dos solos desde su departamento en Ñuñoa, “pero nos dimos cuenta de inmediato que esto debía crecer rápidamente. Tratábamos de despachar hasta lo más lejos posible, pero la gente nos pedía desde más lugares. Unos meses después ya teníamos local en Las Condes, y 1 año después el segundo local en Providencia. Hoy además hay un tercer local en Peñalolén que es una Franquicia y estamos ad portas de cerrar una franquicia más en Lo Barnechea y en conversaciones para locales en un par de regiones”, dice Arévalo.

Este año, a Arévalo y Cifuentes se sumó Andrés Fuenzalida, amigo de la época del colegio de Alejandro y que siempre quiso ser parte del Crudo, y desde este año comenzó a serlo. “El es ingeniero comercial y tiene experiencia como gerente de finanzas de una importante empresa nacional, y su principal aporte será en la administración de este emprendimiento en este proceso de crecimiento”, explican.

Levantar capital
Pero además de ese crecimiento, explica Arévalo, su idea es apostar a levantar capital a través de crowdfunding.

“Nos interesaba por varias razones. Primero porque sentíamos que era el momento de un crecimiento acelerado, de abrir varios locales al mismo tiempo, de aprovechar todo lo que estamos cosechando después de años de ir tranquilos y por las nuestras solamente. Este formato permite pedir un monto mayor que lo que podríamos obtener de un banco, y además nos gustaba mucho hacer parte a personas interesadas en nuestra empresa, algunos de ellos que puedan aportar con ideas y otros que simplemente son fanáticos de nuestro Crudo y quieren sentirse parte de este emprendimiento”, dice Arévalo.

Hoy Crudo y Sin Censura está enfocado en levantar $80 millones a través de la plataforma Broota.
“Con los $80 millones esperamos abrir al menos 2 locales propios, probablemente 1 en Santiago y otro en región. Además de inyectar capital de marketing y a la operación, entre otros”, dice Arévalo.

Para esto, además del crecimiento explican que el negocio sí funciona: en “2016 esperamos terminar con ganancias, pues ya nuestro punto de inflexión se dio a finales del 2015. Las ganancias estimadas al terminar el 2016 son de $30 millones aproximadamente y para el 2017 esperamos ganancias de entre 50 y 60 millones”.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio