Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Opinión. La basura: un error de diseño

Por Javier Peró, fundador de  Kyklos.

Prácticamente no nos damos cuenta, pero en los últimos siglos, la humanidad ha creado un nuevo proceso orgánico al cuerpo humano: generar basura.

Una persona normal, en un país cualquiera del mundo occidental, genera alrededor de 1,3 kg de basura al día, esto quiere decir que cada hora que estamos despiertos, producimos 80 gramos de desperdicios. Es una huella que vamos dejando en el mundo, una estela de residuos inútiles que nos sigue y lamentablemente, esto no depende en su totalidad de cada uno, es el sistema el que funciona así. Las personas que intentan disminuir esta huella, lo logran en parte, pero es muy difícil eliminarla por completo.

Es esencial, si queremos que el planeta no termine como un gran vertedero (como la película de Pixar: Wall E), que como humanidad repensemos el sistema de generación de residuos. Y no llamo a las personas solo a reciclar, sino que a las empresas e instituciones a usar su creatividad para crear procesos y ciclos que ayuden a las personas a eliminar esta huella. Y esto comienza desde que se crea un producto, hasta que se pone en el mercado y por último en estrategias de recuperación de los residuos generados.

Hace unos 4 años me pregunté cómo se podría lograr cambiar un engranaje en el sistema de manera de disminuir esta huella de basura, y creé junto a otros 3 socios, Kyklos, una empresa B que tiene como objetivo crear ciclos sustentables.

Nos rompimos la cabeza pensando y llegamos a los colegios. Ya llevamos 4 años trabajando con cerca de 50 colegios, de todo tipo de niveles socioeconómicos, implementando un programa de educación medioambiental y reciclaje y los resultados son cada vez más alentadores.

Nos rompimos la cabeza pensando y llegamos a los colegios. Ya llevamos 4 años trabajando con cerca de 50 colegios, de todo tipo de niveles socioeconómicos, implementando un programa de educación medioambiental y reciclaje y los resultados son cada vez más alentadores. En los colegios se centran muchas variables y externalidades que favorecen un ciclo orgánico de reducción de la huella: En ellos se enseñan hábitos, y estos son fundamentales para comenzar a cambiar nuestra forma de ver y entender la basura; se genera una nueva oportunidad para enseñar a través de los residuos; se generan nuevos liderazgos dentro del colegio, lo que favorece a una mejor educación y aprendizaje de valores sociales; están geográficamente bien distribuidos por todo el territorio nacional, por lo tanto se pueden transformar en una red muy eficiente de recolección de residuos reciclables; muchos de ellos están abiertos a su comunidad, por lo tanto el impulso se permea hacia todos los padres, familia e incluso comercio aledaños al establecimiento; entre otras externalidades positivas.

Este tipo de ciclos se puede implementar de distintas maneras en barrios, empresas, comunas, entre otras. Chile, está avanzando respecto de estos temas a través de la Nueva ley REP (responsabilidad extendida del productor), sin embargo, aún queda un desafío grande en tratar de que las empresas y entidades públicas, promuevan la creación de ciclos sustentables de este tipo, desincentivar el modelo actual de recolección de basura y que en algunos años más, comencemos a ver la basura tal cual es: un error de diseño de la humanidad.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • La creatividad debiera apuntar a crear riqueza- para mejorar
    la calidad de vida de las personas- a través de sistemas que no sólo funcionen incentivando el consumo. La generación de basura se debe- entre otras- al exceso de “necesidades” generadas por un conjunto de ideas que deben ser mejorarasas. Debemos pensar mejor cada paso del proceso productivo sobre la base de que somos parte y estamos en la naturaleza y no sobre ella.

volver al inicio