Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿IFRS? Revisa aquí cuáles son las ventajas para las pymes de este método de contabilidad

En un mundo globalizado se hace imperante que toda la información sea esquematizada de una misma manera, para poder luego comparar y trabajar sin problemas, esto al menos en el área contable. Por ello, comprender y aplicar las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) o International Financial Reporting (IFRS) es de vital importancia para una empresa, cualquiera sea su tamaño.

“Las normas internacionales de información financiera buscan la unificación de criterios entre todos los entes empresariales de distintos países. Antes cada país tenía su propia normativa y, por tanto, hablaban un idioma muchas veces convergente, pero también muchas veces distinto. La globalización de los mercados obligó a que los criterios contables fueran los mismos. Las IFRS también establecen ciertas normas en el desarrollo contable, con el objetivo de que la información financiera contenida en dichos estados financieros sea fidedigna, es decir, que sea fiel reflejo de la realidad del negocio, en cuanto a la valorización de los recursos y de las obligaciones de la empresa”, explica Arturo Farías, jefe de carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad del Pacífico.

Aunque las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) fueron dictadas entre 1973 y 2001, fue en abril de este último año cuando la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad o Accounting Standards Board (IASB) adoptó todas esas normas y continúo su desarrollo hacia lo que se denominó las “Normas Internacionales de Información Financiera”. En Chile, su implementación y obligatoriedad ha sido gradual desde 2009. Las primeras en aplicar la normativa internacional fueron las sociedades anónimas que tenían títulos en el mercado, es decir, que venden sus acciones en la bolsa y que son fiscalizadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

 

Normas Internacionales para Pymes

Mientras las grandes empresas ya operan con la normativa IFRS sin problemas, aún quedan algunas pymes que ven con resquemor este cambio en la contabilidad. En un principio, el temor era más bien enfocado en que la normativa era demasiado específica o complicada para una compañía de menor tamaño. Por ello, en 2009 se emitieron las IFRS para Pymes, que en Chile comenzaron a aplicarse en el año 2013.

Hoy en día toda la contabilidad está basada en las IFRS. No existe un paralelo, sólo existen esas normas internacionales. Por ello, todos deberían estar en conocimiento de la normativa contable aplicable. Si una pyme no sigue las normas no hay una multa, sino que más bien tiene una ‘sanción’ en su relación con las empresas. Si una pequeña o media empresa que no ha incorporado las normas va al banco, éste le exigirá los estados financieros en la forma en que las normas internacionales lo establecen. El mercado es el que te va llevando de a poco a cumplir con las normas”, explica el experto de la U. del Pacífico.

 “Es muy importante la contabilidad fidedigna, ya que la aplicación de dichas normas en ese proceso deberían provocar que los estados financieros sean los reales. En la práctica, las normas IFRS se aplican al proceso contable que da lugar a los estados financieros, es decir, regularizan el registro y valorización de tanto activos como pasivos de una empresa”, agrega Farías.

En la actualidad, el ente que valida toda la aplicación de la normativa contable internacional es el Colegio de Contadores de Chile. Este nuevo lenguaje común en el mundo de la contabilidad facilita el acceso de las compañías en el extranjero, además de develar cómo está la empresa realmente.

“Si aún hay Pymes que no se han cambiado, se recomienda que se dirijan a un profesional del área que pueda tener los conocimientos relacionados con IFRS para pymes y que pueda evaluar la realidad que hoy en día tiene la empresa para poder adecuarlo a lo que debería presentar de acuerdo a la normativa. Esta operación tiene que ver sobre cómo se valoriza esa empresa con los nuevos parámetros, donde puede haber ciertas diferencias en cuanto a la forma de valoración y ver el efecto que esto tiene. Por ejemplo, cuando se comienza a hacer el análisis se van dando cuenta de cuáles son sus recursos reales y que al aplicar ciertas normas quizás la deuda considerada era mayor a lo pensado”, concluye Arturo Farías, docente del Diplomado en IFRS para Pymes de la Universidad del Pacífico.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio