Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Alejandra Mustakis, directora de ASECH: “Los emprendedores tenemos una cuenta pendiente, que es crear y desarrollar desde Chile para el mundo”

Como una de las más grandes promotoras del emprendimiento, la fundadora de iF y la tienda de muebles Medular, piensa que en el país “se han copiado muchos modelos de afuera,” pero que los emprendedores nacionales tienen todo el potencial necesario para innovar y crear sus propias ideas que puedan ser exportadas al mundo. Pese a no haberse criado en una familia donde se hablara de empresas y emprendimiento, Alejandra Mustakis (38), fundó su primera empresa a los 22 años. Si bien no tuvo mucho éxito, años después, el 2007, creó junto a un colega diseñador Medular, una empresa de muebles fabricados y diseñados íntegramente en Chile.
También es socia fundadora de la empresa de tecnología chilena Kauel y del espacio de trabajo colaborativo Stgo Makerspace. Actualmente está detrás de un ambicioso proyecto: iF, el primer ecosistema colaborativo de organizaciones centradas en la innovación creado en Chile. Este modelo único en el país reúne a emprendedores, incubadoras, universidades, inversionistas y promotores del emprendimiento en el país. “El IF es una fábrica de ideas colaborativa que trata de que más personas puedan vivir de lo que les gusta, desarrollando y creando desde Chile para el mundo”, explica Mustakis. Como “una fábrica de prototipos”. La ejecutiva señala que tiene gente trabajando en todo tipo de tecnologías: software, hardware, aplicaciones y hasta orfebrería.

Mustakis es una de las pocas directoras de la Asociación de Emprendedores de Chile ASECH. Esta organización también promueve y fomenta el emprendimiento a través de espacios de encuentro y discusión, información para emprendedores, redes de contacto y formación.

-¿Cómo comenzó tu impulso por emprender?

A mí no me criaron para ser empresaria o emprendedora. Yo vivía sola con mi mamá y ella no era de ese estilo. Cuando empecé a tener ganas de meterme al emprendimiento mi papá, quien no vivía conmigo,  me empujó muchísimo.  Siempre he sentido que mi papá ha sido mi gran mentor para la vida y para hacer negocios.

-¿Cuándo desarrollas ideas, te guías por resolver tus propias necesidades o las que ves afuera en el mercado?

En general, las empresas que he fundado tienen que ver con desarrollar creatividad, ingeniería, y diseño. Yo soy muy de crear cosas. Me di cuenta que hay un mundo precioso de problemáticas; que uno puede encontrar una solución cuando algo no le gusta. Creo que mi mundo está entre tratar de cambiar lo que no nos gusta, y tratar de que haya mucha más creación y desarrollo en todos los negocios de Chile.

-¿Cómo crees que es el ecosistema de emprendimiento en Chile?

Creo que somos cada vez mejores emprendedores, pero tenemos una cuenta pendiente, que es crear y desarrollar desde Chile para el mundo.  Ocupar el talento de nuestra gente como el mejor activo. Creo que se han copiado muchos modelos de afuera, se ha hecho muchas cosas probadas y no hemos sido capaces de crear y desarrollar en Chile. Siento que tenemos toda la capacidad para hacerlo de la mejor manera.

Por eso a través del iF, me gustaría que en Chile viva mucha gente de crear y desarrollar sus propios talentos e ideas. Desarrollo tecnológico, artesanal. La gente pueda desarrollar y crear. Cuando desarrollas creatividad, es puro valor, no es un commodity. Esto es muy necesario para el país, para tener gente más feliz, más plena. También para ser un país sustentable, un país que lidere en el mundo y no se quede esperando a que los otros países le digan a dónde ir.

-¿Cuáles han sido tus mayores dificultades en el mundo del emprendimiento?

Hay algo que me molestaba. Sentía que había gente que creía poco en lo que se hacía en Chile. Cuando tocaba las puertas, muchas empresas preferían tecnología extranjera en vez de tecnología local de mi empresa Kauel.

Quizás otra de mis dificultades y algo que me molesta de sobremanera, es que siempre tomamos un modelo como una prueba de éxito y no somos capaces de probar en Chile cosas nuevas. Me molesta cuando me enfrento a alguien que siempre quiere una prueba de éxito, algo probado y que no esté dispuesto a desarrollar y probar aquí mismo.

¿Por qué no desarrollar tus ideas dentro Chile para el mundo? Hay capacidad en Chile y es realmente buena. Y además hacemos las cosas con menos recursos, entonces somos mucho mejores que otros países. Creo que sí lo podemos lograr; ojalá esto fuera un sueño país.

En el país, hay varias incubadoras que son un tremendo aporte a los emprendimientos en etapa temprana. También Corfo hace un esfuerzo gigante. Pero falta gente probando las tecnologías, partiendo desde cero, no necesariamente invirtiendo en negocios que ya hayan escalado. Es bueno que tengamos más formas de apoyar la partida de ideas.

-¿Puedes dar dos claves para emprender?

Yo les diría a los emprendedores o pymes que se inscriban en la ASECH. Hay muchas actividades que son útiles; es una oportunidad para que estén conectados, hagan redes, para que puedan conocer a gente de su industria.

Lo segundo, es que hay numerosos fondos para pyme en Corfo y que sería interesante postular. En Chile hay mucha más ayuda de lo que la mayoría de las personas sabe. No solo en Corfo, hay muchas otras iniciativas que ayudan a emprendedores que llevan mucho tiempo en su negocio, a replantearse y armar nuevos modelos.

 2 comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Estimada Directora Alejandra Mustakis,

    mí nombre es Vicente Samith y, soy químico puro de profesión. Me he dedicado a crear materiales con propiedades regeneradoras de tejido y, estoy tratando de desarrollar componentes específicos para diagnóstico clínico, etc.

    Molesto su atención, si es posible tener entablar una breve entrevista con usted o, persona que desempeñe ese rol.

    Atentamente, y de antemano muchísimas gracias.

    • Hola Vicente. Uno de nuestros periodistas se pondrá en contacto contigo. Un abrazo!

volver al inicio