Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Alonso Oyarzún, fundador del CoWork Fábrica de Medios: “es necesario tener el apoyo de redes, y eso a veces no lo encuentras en tu familia”

En los 10 años en los que el emprendimiento ha comenzado a volar en Chile, uno de los temas relacionados que más ha crecido es el de los Cowork. En estricto rigor, es un espacio donde diversos proyectos comparten un espacio de trabajo, donde se pueden generar sinergias entre ellos, con el fin de -entre todos- mejorar las iniciativas de cada uno. Pero, ¿son todos iguales?. Pensando en eso, Portal Pyme entrevistó a Alonso Oyarzún (33), fundador de la Fábrica de Medios, un cowork que se sale un poco del molde. Pon atención.

Alonso (quien estudió Comunicación Audiovisual) no es un aparecido en el mundo de los nuevos negocios. La realidad de la Fábrica de Medios comenzó hace siete años, con su primer proyecto Panóptica (cuyo negocio era la edición, producción y postproducción de piezas audiovisuales). En esa línea, siempre creyó que su equipo debería ir pasando de trabajo en trabajo, hasta que encontraran algo que los identificara plenamente.

Con eso en mente, teniendo una relación con Maker Space (ubicado en IF Italia) cuando se juntaron con Alejandra Mustakis (actual presidenta de la Asociación Chilena de Emprendedores, ASECH) para generar un concepto de lugar que estuviera vinculado al desarrollo de productos de comunicación. Ahí nació la Fábrica de Medios en pleno corazón de la comuna de Recoleta, en el nuevo centro IF Blanco. Junto con un fondo Cowork de Corfo, comenzaron en enero de 2015: el lugar estaba vacío, “pelado”, solo la estructura.

¿Cuál es el objetivo de este CoWork?

“En casi todo lo que estamos haciendo le hemos ido sacando la palabra cowork, porque en un principio si bien tenemos el financiamiento de Corfo nos dimos cuenta que el negocio inmobiliario (con un pago de membresía por participar en el lugar) no era nuestro foco. Nuestro foco no es ser una empresa o una productora. Decidimos que lo que tenemos que hacer es trabajo en conjunto con las empresas que habitemos el lugar. Ahí fuimos a buscar empresas que se vinieran al espacio: desde programadores, periodistas, sociólogos, etc., con el fin de complementar la oferta de lo que nosotros hacíamos y eso ha resultado interesante y no pasa necesariamente en otros lugares colaborativos”.

Es decir, ¿ustedes reciben a un potencial cliente y le pueden ofrecer una gama de soluciones?

“Sí. Desde diseño en programación de aplicaciones, hasta una campaña 360º. Por ejemplo un equipo estuvo haciendo un estudio de percepción del puerto de Coquimbo, porque tenía las habilidades para hacer eso, de ahí vinieron tomas de cámara aéreas y se armó una oferta completa de lo que podría ser”.

Y en este momento, ¿a quienes alberga la Fábrica de Medios?

“Tenemos varias organizaciones: Panóptico (audiovisual); JumCatsVFX (efectos especiales); Shock Films (audiovisual con contenidos informativos); Deseis (apps móviles y web); NeoFilms (contenidos publicitarios); Inkuba Comunicaciones (estrategias 360); Dyne (broadcasting); Aeroscan (drones); Coded (escuela programación creativa), Migrar Photo (colectivo fotoperiodismo); Pushtek (soluciones para personas con discapacidad); junto a los invitados de Utopic Studio (realidad virtual) y TaskForce (venta de servicios).

Hay varias empresas que podríamos decir, compiten entre sí…?

“Ha sido interesante, porque nosotros siendo una productora audiovisual dijimos traigamos más productoras. Nunca pensamos ‘ah, va a llegar competencia’; mejor que haya competencia. Es mejor que dispongamos de otras cabezas pensantes. También sumamos a los amigos de la Fábrica que es un concepto nuevo, que viene del acceso limitado de espacio, donde generamos una oferta a empresas que quieren un modelo más justo de economía colaborativa.

Ese término “Economía colaborativa”, ¿a qué apunta?

“El objetivo final es que se genere más economía colaborativa posible, que cada organización logre sobrevivir. Hay que pensar que estos lugares albergan a organizaciones pequeñas y que tienen pocos años de funcionamiento, entonces lo que hacemos en dar este lugar es facilitarle las barreras de entrada, o sea aquí pagan una membresía accesible, tienen servicios que en una oficina no tendrían. Entonces es incertidumbre ser pyme; por eso hemos apostado y hemos visto cómo las métricas de quienes están con nosotros han mejorado versus cuando estaban solos”.

¿Y eso en un proceso de cuántos meses?

“De seis meses, ya están vendiendo alrededor del doble. De hecho, nosotros no fuimos tan rápido como lo fue con algún cliente de venir para acá y wow, aquí encuentro todo. En un principio no teníamos clara la estrategia de cómo llegar a vender. Ahí llegó el cliente “el Puerto” para quien estábamos haciendo un video. Vio el lugar y dijo ‘wow este lugar en Santiago y en Chile existe’. Tras eso me dijo ’oye te tengo toda esta otra cantidad de cosas, ¿ustedes son capaces de hacerla honestamente?’. Ahí empezamos un poco a conversar y a hacer un montón de pegas que antes no hacíamos”.

Entonces, en esta economía colaborativa, ¿qué es lo que sigue?

“Sumar más organizaciones, sumar y captar talento. Que no se pierda y que llegue a un lugar y desarrollarse. Hay gente que en la Fábrica de Medios paga membresía, otros que están becados en el lugar, a otras personas que estamos apoyando porque el proyecto en que están trabajando nos interesa. Eso ha hecho que ya estemos viendo opciones de exportar la Fábrica a Perú y Colombia”.

¿Todo tiene que ver con el valor asociado del Cowork?

“Yo creo que sí, así movimos un poco nosotros, al visitar los coworks, decíamos ‘si, bonito, ya tienes acceso a la cafetería, a salas de reunión, pero no basta con eso, porque no basta que solo se dé el conocer al otro, sentarse de quien está al lado. Es forzar un poco más el hacer cosas en conjunto”.

Y la salida internacional, ¿tiene fecha?

“Mira nosotros hemos ido adelantando sobre la marcha. Incluso sin tener certezas de que estamos haciendo bien las cosas. Pero abrimos, hicimos sociedad en Colombia y Perú de forma legal para poder operar desde ya desde Septiembre de 2016. Incluso los emprendedores de allá puedan trabajar con nosotros y desde acá podemos hacer sinergia, porque ese era un poco el problema que teníamos para poder exportar servicios”.

COMO PARTICIPAR EN LA FÁBRICA

Ya, y si yo quiero participar en la Fábrica, ¿qué debo hacer?

“Que venga con un proyecto. Yo creo que lo fundamental es venir con la idea un poco más clara; si bien puedes venir con tu empresa armada -porque acá tenemos asesoría legal-, o sea, si tienes la idea ya te lanzaste, acá puedes hacer el dominó completo, es decir, desde armar tu empresa hasta empezar a vender. Acá hay diferentes organizaciones que acceden a un talento mucho mayor que una agencia tradicional porque termina siendo una forma de trabajar más honesta. Acá realmente estas trabajando con empresas pequeñas, pero que por vocación no pretenden ser más grandes, quieren vivir bien haciendo lo que les gusta en tamaño adecuado”.

¿Algunas palabras para los emprendedores o pymes que estén empezando en el mundo de los negocios?

“Yo creo que el consejo, es que cuando nosotros estuvimos en el punto de quiebre, era como ‘wow, esto no da’ era juntarse con otras personas. Nosotros nos pudimos haber muerto en el año dos y el año pasado también. Entonces, primero, es pedir ayuda, acceder a redes de mentores, el no quedarse encerrado que uno va a darle vueltas solo a su negocio. Es necesario tener el apoyo de redes, y eso a veces no lo encuentras en tu familia, necesitas buscar a personas, ejecutivos que están en la empresa tradicional que te dan luces o que te validen lo que tu estás haciendo”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio