Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Pymes: ¿Cómo iniciar un negocio en línea?

Tener un negocio hoy en día no es fácil, especialmente si no tienes una opción de compra online. Si bien este proceso puede sonar como algo sumamente complejo, en realidad existen una serie de trucos que te pueden ayudar a comenzar. Entonces, ¿cómo puedes iniciar un negocio en línea? Te contamos a continuación.


Fortalecer tu marca

El primer paso para llevar tu producto o servicio a internet es tener una buena marca en tus manos. Para esto debes tener un buen logotipo, una frase que represente lo que quieres vender, y un nombre que sea llamativo para los clientes. En caso de que ya tengas todos estos elementos, no necesariamente significa que no puedan tener cambios. Una buena presencia en línea puede ser una ayuda o un obstáculo para el éxito de tu negocio.

Para esto, también será necesario que tengas buenas imágenes de tus productos. Tanto aquellas que sean referenciales, y que puedes sacar de bancos de fotos, como las que muestren lo que vendes en sí. En este último caso es una buena idea que contrates el servicio de un fotógrafo, o la ayuda de alguien que pueda asesorarte. No obstante, si no cuentas con el dinero suficiente para este servicio, puedes buscar tutoriales para crear tu propio estudio de fotos y las apps que te puedan ser de mayor ayuda para editar estas imágenes.

Crear la tienda, con ayuda

No tener ningún conocimiento en programación o diseño de sitios web, no es necesariamente un pero al momento de pasar tu negocio a la red. Si este es tu caso, existen plataformas como Shopify y JunpSeller.cl que te pueden ayudar a desarrollar tu propia tienda en línea. Una serie de alternativas que, además, cuentan con diseños personalizables y sus propias alternativas de pago via Webpay.

Despacho, la columna de un negocio en línea

Una vez que ya tengas tu tienda en internet y tu marca fortalecida, es importante que comiences a pensar en cómo vas a despachar los productos. Esto no sólo se refiere a la experiencia de entrega a tu cliente, sino que también al paquete u envase que tendrá éste. Un diseño que no debe ser necesariamente vanguardista, pero que sí tenga ojo con los detalles y su acabado.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio