Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Trabajar demasiado rápido podría dañar su pyme

Trabajar con mucha presión o demasiado rápido puede ser considerado una habilidad envidiable por muchos emprendedores. No obstante, esta práctica no es tan buena como parece. Si bien esta alta velocidad puede significar un cierre más acelerado de proyectos, no necesariamente entrega una mejor eficiencia o productividad.

Teniendo esto en mente, el sitio The Muse, recogió una serie de casos en que este estilo laboral puede tener resultados negativos, afectando -incluso- el desarrollo y éxito de su pyme. Los ejemplos a continuación.

Sí, alguien nota sus errores de tipeo

Enviar un correo electrónico lo más rápido posible puede ser útil si necesita enviar una respuesta urgente a su cliente. No obstante, cada error que tenga ese texto tendrá un efecto secundario en su relación laboral. Esta práctica, además, se puede sumar a otros espacios de la oficina, como presentaciones de proyectos, anuncios relevantes o incluso publicidad.

En estos casos es probable que sí, todos noten que terminó su trabajo. Sin embargo quedará como una persona perezosa, que ordena sus tareas a último minuto o es poco comprometida si sus textos contienen este tipo de errores.

Una solución para este problema es, obviamente, revisar cada correo, presentación o texto varias veces. Esto le tomará probablemente algunos minutos extra, pero su imagen profesional quedará intacta.

Olvidar reuniones o plazos límite

Muchas veces, cuando una persona se mantiene trabajando al límite, olvida eventos importantes. Y no sólo de su vida personal, sino que también dentro del área laboral. Puede ser que simplemente deje pasar una reunión o incluso, nunca llegue a anotar una entrega de proyecto en su calendario. No obstante, el resultado nunca será bueno para la compañía.

Para resolver este problema, una buena opción es unir todos sus sistemas de planificación. Es decir, tener una misma plataforma para sus calendarios o listas de tareas. Por otro lado, cada vez que le llegue la fecha de un plazo límite o un evento, anótelo cuanto antes. Esto le permitirá evitar malos entendidos u olvidos innecesarios, y generará una mayor productividad a largo plazo en su pyme.

Los errores cuestan dinero

A veces las equivocaciones más pequeñas pueden tener efectos muy grandes. Equivocarse en la cifra de un informe, o en calcular un gasto específico puede significar una crisis para su empresa. Algo que obviamente va a querer evitar a toda costa.

Es por esto que no importa lo rápido que necesite entregar un informe financiero u otro tipo de documento. Siempre debe tener calma y tomar el tiempo necesario para revisarlo varias veces. En algunos casos, es mejor perder algunos días, o incluso unas semanas, que una gran suma de dinero para su pyme.

Estrés, el visitante no deseado

Finalmente, algo que puede suceder si mantiene un ritmo de trabajo demasiado acelerado es que su salud se vea afectada. Desde un aumento en su presión arterial a un caso de estrés crónico, estos problemas no le permitirán seguir trabajando como acostumbra y afectarán su pyme y paralelamente, su vida personal.

La única solución a este problema es tomar las cosas con calma y optar por el orden. En tanto, si no existe alguna alternativa, quizás la opción debería ser un cambio de emprendimiento o de área de trabajo. Es probable que su pyme valga el esfuerzo, pero probablemente no es tan importante como para dejar de lado su vida personal y su salud. Y definitivamente, porque el estrés es un visitante que nadie quiere en su día a día.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio