Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Las claves para que las pymes puedan irrumpir de manera exitosa en el comercio electrónico

Las claves para que las pymes puedan irrumpir de manera exitosa en el comercio electrónico

EL COMERCIO ELECTRÓNICO LLEGÓ PARA QUEDARSE. LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS PUEDEN TENER LAS VENTAJAS DE AMPLIAR SU NEGOCIO Y TRASPASAR BARRERAS TANTO NACIONALES COMO INTERNACIONALES. ADEMÁS DE AUMENTAR SUS UTILIDADES.

Para muchas pymes, encontrar una forma de aumentar sus ventas está al alcance de sus manos. Es una realidad que en América Latina y Chile, los usuarios de Internet cada vez utilizan más sus dispositivos móviles para navegar y comprar.  El crecimiento del comercio electrónico en la región ha sido explosivo. Según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago, el e-commerce generó ganancias de US$ 52 mil millones en la región durante 2014. Y esa cifra seguiría al alza en un 23% para este año.

En Chile, el panorama también es alentador. Además de liderar el acceso a internet en Latinoamérica, el país tiene el mayor crecimiento del consumo vía comercio electrónico, con ventas estimadas en más de US$3.500 millones para el 2013, según un estudio de Visa Inc. y Euromonitor.

En este contexto, es evidente el potencial que existe para que las pymes expandan sus formas de vender y se abran a nuevos mercados. Son múltiples las ventajas que puede ofrecer el comercio electrónico o “ecommerce” a las pequeñas y medianas empresas.

En primer lugar, está la posibilidad de traspasar las barreras y ampliar el mercado tanto a nivel nacional como internacional, explica Francisco Berroeta, director comercial de Linio en Chile, la tienda online más grande de Latinoamérica. “Otro punto importante es que al vender a través de ecommerce, tienes la posibilidad de hacer las ventas de manera directa con el cliente final, ampliando el margen de ganancias, lo que no ocurre al hacerlo a través del retail tradicional”, dice Berroeta.

Otra de las ventajas del comercio electrónico para las pymes es que pueden vender los siete días de la semana, las 24 horas del día, los 365 días del año, dice Álvaro Garrido, director del Instituto de Ciencias Tecnológicas CIISA. “Además de otorgar plena flexibilidad horaria y una mayor rapidez al comprar, las pymes pueden beneficiarse de una mayor opción a campañas publicitarias a través de Internet, las que suelen ser de menor costo que las campañas tradicionales”.

Si bien existen múltiples ventajas, es importante tomar en cuenta algunos factores al momento de vender en línea:

El sitio web debe estar adaptado a todo tipo de dispositivos con múltiples resoluciones y tamaños de pantalla. Hay que recordar que los usuarios utilizan todo tipo de aparatos móviles para navegar: computadores, smartphones, tablets y relojes inteligentes. Conscientes de esta tendencia el navegador Google, desde hace unos meses posiciona en los primeros resultados de búsqueda a los sitios web que están adaptados a móviles.

¿Qué producto estoy vendiendo y a quién? Se debe hacer un análisis del consumidor para ver si realmente tiene sentido vender por internet. Por ejemplo, si el público está dentro de las nuevas generaciones Millenium y los Z, es más probable que compren por la web. Según un estudio reciente de IDC y PayPal en algunos países latinoamericanos como Chile, Argentina, Colombia y Perú, las nuevas generaciones son los más activos en términos de compras internacionales, donde cuatro de cada 10 usuarios han hecho adquisiciones fuera de su país en el último año.

Los tipos de productos de compra impulsiva –como la ropa y el calzado– son los que más generan transacciones en línea en el mundo. Según datos de un estudio de IpsosMORI y Paypal de 2014, la ropa y el calzado es la categoría dominante en la mayoría de la regiones del mundo. En América Latina, representan el 47%. Los aparatos electrónicos son la segunda categoría más popular en el mundo, con un 26% de todas las compras internacionales por la web.

Generar confianza: Uno de los grandes desafíos del ecommerce es generar confianza en las transferencias de compra y pago, admite Berroeta. “La seguridad es una de las esencias de la confianza online. Lo primero a nivel de pymes, es que deben asegurarse de tener certificados SSL, ocupar medios de pago seguros y entregarle todos los términos y condiciones claros al usuario. Esto para evitar que cualquier problema técnico dañe la experiencia del usuario”, dice Berroeta.

En ese sentido, la atención al cliente siempre va a ser clave para que los clientes regresen y vuelvan a comprar, aseguran los expertos. “La ayuda puede estar disponible a través del teléfono, un chat de soporte, un correo electrónico, o en la entrega de mensajes de valor como ‘devoluciones sin costo’ o ‘garantías por 6 meses’”, explica Berroeta.

-Hoy día existen plataformas en la nube, que pueden simplificar la implementación de la infraestructura mínima (seguridad, firewall, filtros de contenido, redes, integración de servicios), dice Garrido. “Estas entregan mucho más a un costo prudente, dejando a la Pyme que se preocupe solo de su core de negocio, que es comprar y vender productos o servicios”.

Otra opción es aprovechar plataformas ya creadas sobre las cuales una empresa puede desarrollar su página de ecommerce. Estas tienen el beneficio de encargarse de las preocupaciones en materia de pagos, marketing, seguridad y otros ítems.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio