Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Las diferencias entre una pyme y una startup

Estos dos términos en ocasiones se usan indistintamente. Si bien hay empresas que se pueden calificar de ambas maneras, es necesario entender el carácter innovador y tecnológico de una startup.

¿Es una startup una pyme? ¿Todas las pymes son startups? En muchas ocasiones los que están diseñando desde cero una empresa pueden confundir estos dos términos. En algunos ámbitos, las palabras “startup” y “pyme” ó “startup” y “empresa”  se utilizan indistintamente, aunque realmente no sean lo mismo. Es esencial conocer las diferencias y similitudes para saber qué estrategias de desarrollo son necesarias tomar y el tipo de fondo para el cual postular.

Según la ley 20.416, que fija las normas especiales para las empresas de menor tamaño, una pyme es una empresa que ocupa a menos de 199 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 100.000 unidades de fomento. Es una definición vinculante y con valor jurídico pero no habla acerca de su modelo de negocio, ni su objetivo, ni el ámbito en que se desarrolla.

Según esta definición, muchas startups pueden considerarse pymes. Sin embargo, los principales factores de diferenciación de las startups con respecto a las pymes tienen que ver con un modelo de negocio escalable, con una mayor proyección de crecimiento, y lo más importante, un mayor grado de innovación.

Innovación por sobre todo

Las startups son emprendimientos con una operación basada en tecnología, que tienen el potencial de afectar a un sector, un producto o un servicio. Cuando hablamos de  “innovación”, nos referimos al objetivo principal de las startups. Este no solo es obtener rentabilidad, sino cambiar o innovar la forma en que el mercado o los consumidores utilizan algún producto o servicio.

Las pymes por el otro lado se basan en modelos de negocio generalmente tradicionales que buscan una rentabilidad a largo plazo. Los emprendedores de las pymes tienen como objetivo descubrir un negocio viable y deben contar con la seguridad que su plan de negocios es suficientemente rentable, a corto, mediano y largo plazo.

La rentabilidad para los startups, en un primer momento, es secundaria. Pueden pasar algunos años antes que la startup tenga rentabilidad. Por eso, están constantemente en búsqueda de inversores y capitales de riesgo.

Esto se puede graficar con un ejemplo. En un primer caso, está una tienda de videojuegos en el centro de la ciudad. Se podría pensar que es una startup ya que basa su negocio en la tecnología, pero no lo es. Distribuye videojuegos de forma tradicional, cuenta con un local con varios vendedores. Para duplicar sus ventas tiene que abrir una nueva tienda, contratar nuevo personal y aumentar los costos.

Por otro lado está una tienda de ropa. Si bien podría ser una pyme tradicional, no lo es porque esta startup vende a través de internet, con medios de pago en línea e incorporando muchas marcas de diseñadores independientes. Para duplicar sus ventas no necesariamente tiene que aumentar su personal. Tiene que ver más con las estrategias y herramientas tecnológicas que incorpora.

 

 

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio