Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Sabías que si te tomas vacaciones a mitad de año, a tu pyme le puede ser beneficioso?

Cuando se es emprendedor o encargado de una pyme el agotamiento o cansancio puede ser un tema no menor, sobre todo si se considera que muchas veces es una sola persona quien debe realizar una serie de tareas para asegurar el funcionamiento del proyecto. En base a esto, los especialistas sugieren hacer “un aro” a mitad del año, para retomar con más fuerza el negocio en el siguiente período. Los detalles en esta nota.

Maite Lecumberri es académica de la Facultad de Psicología de la Universidad San Sebastián. Desde su conocimiento, explica que descansar a la mitad del año puede generar “una sensación psicológica de un quiebre, que marca el comienzo de final de año. Por otra parte, los hijos están de vacaciones de invierno, por lo tanto, es un momento ideal para poder compartir con la familia”.

Para la especialista, un tiempo idóneo de descanso debe contemplar un espacio por tres semanas. Si bien se entiende que durante el período invernal esto puede ser difícil, una forma de paliar esto es saliendo del entorno en donde cotidianamente se está desempeñando las actividades diarias. En otras palabras, salir de la ciudad hacia otra localidad, distinta a dónde se está todos los días.

Al respecto, Lecumberri explicó que “Podemos conectarnos con el ocio, que es una actividad necesaria para la salud mental y que nos ofrece un espacio para disfrutar, reflexionar y conectarnos con nosotros mismos. Además, es una oportunidad para liberar tensiones, distraer la atención de los problemas y disminuir la presión mental”.

En este sentido, la docente entregó 7 consejos, para alcanzar un buen descanso antes de continuar el transcurso del año:

  1. Programar vacaciones para un relajo real, por lo que se debe pensar bien los lugares y actividades para lograr ese objetivo.
  2. Desconectar el celular y mail del trabajo.
  3. Viajar a un lugar que permita cambiar de contexto.
  4. Realizar actividades que sean del agrado de la persona y su familia, que no generen una sobrecarga.
  5. Evitar actividades obligatorias, que  se “deben cumplir”
  6. Flexibilizar horarios y las comidas, para generar una sensación de libertad.
  7. Respetar el presupuesto establecido
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio