Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Testimonio de emprendimiento: Waldo Pulgar, el orfebre emprendedor

El dicho chileno dice “el que sigue la consigue”. Esa frase podría aplicar perfecto para Waldo Pulgar, un orfebre de la Región de Coquimbo, quien a punta de pasión y mucho averiguar e intentar, logró hacer su sueño realidad: primero ser orfebre y luego montar un negocio por el cual ya comienza a ser ampliamente reconocido. Ésta es su historia, un camino de emprendimiento que ya se extiende por 30 años.

Waldo Pulgar hace 30 años se desempeñaba como oficinista en La Serena. Había estudiado Administración de empresas, pero algo le decía que no era lo que lo hacía feliz. Por eso decidió dar un vuelco en su vida y se compró un colectivo. Mientras trabajaba al volante juntaba dinero y aprendía del oficio, un camino que hoy lo sitúa con una próspera tienda en calle Balmaceda.

¿Cuál ha sido su mayor problema para emprender?
“Nadie me quería enseñar a ser orfebre. Este es un oficio lleno de secretos, así que tuve que ingeniármelas. Por eso, tuve que comenzar a viajar a Santiago para poder saber más”

¿Cómo lo hizo para ir avanzando?
“Yo tenía un colectivo, con el que trabajaba en La Serena. Ahí me hice amigo de una persona que vendía oro, yo le compraba y partía a Santiago a los talleres para que me hicieran joyas. Así fui aprendiendo. Este es un oficio lleno de secretos, así que tuve que ingeniármelas”

¿A qué se refiere cuando dice ingeniárselas?
“Busqué el mejor traje que tenía, y partí a Santiago. Allá llegaba a talleres y les decía a los maestros que venía muy apurado y necesitaba urgente tener las joyas, les pasaba un poco más de dinero, mientras trabajaban les iba haciendo consultas y cuando salía, anotaba todo”.

¿En algún punto eso cambió?, ¿los otros artesanos se dieron cuenta?
“Un día, una de las personas se molestó y me preguntó por qué les hacía tantas consultas, yo me hice el ofendido, llamé al jefe del taller y le dije que como se les ocurría que yo quería ser orfebre, y nunca más me molestaron”

¿Y después?
“Con todo lo aprendido me fui perfeccionando con la práctica. Así monté mi primera tienda, con mucho esfuerzo, en Eduardo de la Barra. Con el paso del tiempo, se presentó la oportunidad de trasladarnos a un local en el Mall de La Serena. Había más flujo de personas, pero más impersonal, así que la cerramos y llegamos a la tienda que hoy tenemos: “Joyería Creaciones”, ubicada en Balmaceda 639, donde atendemos a las personas individualmente, buscando responder a sus gustos”.

Y ahora, ¿en qué está?
“Teníamos ganas de hacer más cosas. De seguir avanzando, poder hacer mejores joyas y productos. Para eso estuve averiguando cómo hacer para poder comprar una máquina láser para bisutería que nos ayudará a elevar la calidad. Un día estaba en eso y me pasaron un folleto, de un programa de Sercotec, el Crece. Al principio dudé, aparte que había que ir a reuniones y no tenía mucho tiempo, pero al final postulé y no me arrepiento de la decisión que tomé”.

¿Entonces, ya tiene la máquina?
“Sí. Estoy muy contento, porque en Chile hay 2 de estas máquinas y ahora está la mía, es tan moderna que en la aduana estuvo retenida por algunos días porque dudaban sobre el uso de la máquina. Con esto se me abre un mundo de posibilidades”.

¿Cuáles son esas posibilidades?
“La nueva herramienta me permitirá trabajar de forma más fina, porque cuenta con un brazo robótico y un microscopio con cámara de alta definición, para grabar lo que hace y tener un registro de lo hecho. Bueno.. y el emprender nunca termina. Se lo digo yo, que lo llevo haciendo por 30 años”

¿Qué consejo le daría a otros emprendedores?
“Compartan lo que saben. No sigan con el tema del secretismo. Yo me demoré en empezar aprendiendo por mi cuenta, pero si pueden trabajar en equipo o enseñar lo que saben, se puede avanzar más rápido. Por eso ahora, yo le estoy enseñando a Juan, quien estaba estudiando computación, hasta que se dio cuenta que lo suyo era la orfebrería. Como yo”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio