Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Ojo: Tres consejos que todos te dan y que tu debes ignorar

La mayoría de las veces, comenzar un emprendimiento requiere de mucha investigación, estudio previo y por qué no, una apertura a los consejos de tus más cercanos. Sin embargo, aunque es recomendable que te prepares lo más posible antes de comenzar tu Pyme, algunas de las recomendaciones más comunes y reiterativas que puedas recibir podrían hacerle más mal que bien a tu nuevo negocio.

Revisa a continuación tres consejos sumamente comunes en el mundo del emprendimiento pero perjudiciales al momento de manejar tu emprendimiento.

1. Crea algo original

El santo grial del emprendimiento es el desarrollo de ideas “originales”, que todos necesitan pero nadie había captado hasta el minuto. El problema es que estos productos son sumamente difíciles de encontrar, y muchas veces buscar incesantemente estas innovaciones solamente lleva a la frustración como también a creaciones inéditas pero terribles.

¿Acaso Google fue el primer motor de búsquedas o YouTube la primera plataforma de videos? No, como sin duda Amazon no fue la primera tienda de libros. Muchas de las empresas más exitosas en este minuto nacen de ideas que quizás ya existen, por lo que no debes solamente crear algo nuevo, sino que crear algo mejor.

2. Confía en tu instinto

Comencemos diciendo que el concepto “instinto” probablemente está sobrevalorado. Sí, algunos emprendedores han manejado sus carreras creyendo en éste al momento de tomar decisiones, pero siempre con un espacio para recibir consejos paralelamente. En tanto, muchos de los que han fracasado siguiendo este mismo proceso han creído exclusivamente en cómo los guían sus ideas.

Esto no significa que ignores tus instintos por completo. De hecho, con experiencia, estos pueden ser una gran herramienta. Pero en tus comienzos como emprendedor, cuando no tienes mucho conocimiento del mercado, es mejor que confíes en los datos por sobre lo que dice tu cabeza.

3. Aprovecha todas las oportunidades

Aprender a decir que no es en realidad la mejor herramienta. Si bien puede sonar tentador la posibilidad de tomar un nuevo cliente o explorar cada nueva línea de producción o idea que pasa por tu mente, es posible que no sólo quedes exhausto, sino que también no ganes mucho de cada uno de estos procesos, perdiendo tiempo y probablemente dinero.

No te preocupes si no llegas a tomar cada oportunidad. Mantente abierto a nuevas opciones, pero no te sientas obligado a optar por ellas cuando signifiquen más trabajo del que puedes manejar. Mantente solamente con aquellas alternativas que te parezcan más promisorias.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio