Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Emprender con tu familia: ¿es realmente una buena idea?

Es probable que durante los últimos años hayas escuchado el concepto “emprender” de tus amigos, compañeros de trabajo e incluso tu familia. Sin embargo, muchos se preguntan si es realmente una buena idea empezar un nuevo negocio con tus padres, hermanos o incluso tu propia pareja.

 

Primero revisemos los puntos a favor. Si tu objetivo es el éxito, probablemente sabes que grandes compañías como Ford, Samsung y LG surgieron desde familias. Esto sucede porque obviamente, tus seres queridos son los primeros a los que puedes acudir para salir adelante. Además, puedes fortalecer tus relaciones con ellos persiguiendo un objetivo en común e incluso contar con nuevos espacios para compartir en familia al tener un negocio en conjunto.

Es por esto que probablemente esta fórmula de emprendimiento es sumamente popular en Chile. De acuerdo a la Tercera Encuesta Longitudinal de Empresas (III ELE) realizada por el Ministerio de Economía en 2015, una de cada dos empresas es de propiedad familiar. Un fenómeno que se puede ver especialmente en formato de pyme y microempresa, y en sectores como comercio, manufactura y la agro-silvicultura.

“La principal ventaja es que al trabajar en familia se puede dar una relación de compromiso y lealtad. Además, la mano de obra genera un fondo común para gastos e insumos familiares, lo que puede permitirle vacacionar al grupo completo, por ejemplo”, indica René Rivera Bilbao, coordinador académico de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

Sin embargo, no todo es color de rosa en estos emprendimientos. “Una de las mayores desventajas de tener un empresa familiar es el hastío, ya que la prolongada permanencia en el lugar de trabajo y luego llegar a la casa con el mismo ambiente y personas puede provocar una división y el surgimiento de roces entre los miembros de la familia”, explica el especialista.

De esta manera, algunos de los obstáculos que pueden surgir tienen relación con mantener el orden económico, al igual que la repartición de roles ya que es complejo diferenciar los espacios entre una empresa y la familia, por lo que lo patriarcal o matriarcal tiende a imponerse.

“Puede jugar muy en contra no tener una cultura empresarial de separar el manejo del capital de la empresa del dinero que es de uso doméstico. Por eso, aproximadamente la mitad de las empresas familiares se rompen al pasar de micro a pequeña empresa, ya que la transformación significa tributar, formalizar el asunto y asumir riesgos, lo que puede polarizar a la familia”, indica Rivera.

¿Quieres emprender con tus seres queridos de todas formas? Una buena forma para evitar estos problemas, y no pelearte con tu familia en el camino, es según el académico de la U. del Pacífico, primero que todo externalizar funciones y roles. A esto se suma hacer un control riguroso de la gestión de los flujos financieros, tener personal capacitado para mantener la fidelización del cliente, tener un buen clima laboral, profesionalizar la gestión (recursos humanos, control, producción, servicios, atención al cliente) y hacer una selección rigurosa de proveedores, mercado o nicho a satisfacer, y clientes.

 2 comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • ¿Donde uno se puede asesorar para evaluar la posibilidad y luego implementar un “emprendimiento?

    • Hola hay muchos estamentos para eso. Están las oficinas de Sercotec, Mentors por Chile, además de personas naturales. En ese último apartado está Rafael Fuentes a quien puedes ubicar directamente en su perfil de facebook: https://www.facebook.com/rzaldivarc

volver al inicio