Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Por qué todos quieren emprender (y por qué tú también deberías hacerlo)

“Ser tu propio jefe” es una frase que se ha transformado en la motivación de cada vez más profesionales, especialmente de aquellos dentro de la generación Millennials. Actualmente, la figura del emprendedor es respetada e incluso admirada dentro de la sociedad, porque a pesar de que es una tendencia y muchos quieren comenzar su propia empresa, son pocos los que finalmente se atreven a intentarlo.

“Los jóvenes profesionales de hoy, creen en el emprendimiento como una oportunidad real de desarrollo profesional, dado que ellos prefieren trabajar de manera mucho más independiente, manejando un horario flexible que les permita compatibilizar su vida personal y su trabajo, realizando actividades que verdaderamente los motiven y apasionen, como podría ser la creación de un negocio propio basado en una idea personal”, indica Carolina Gutiérrez, jefa de carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico.

Precisamente, según la experta, los nacidos después de 1980 cuentan con las condiciones casi innatas para emprender ya que esta generación cuenta con una característica clave: disposición a la toma de riesgos. Una habilidad que las generaciones anteriores están menos dispuestas a asumir. No obstante, incluso dentro de los profesionales que sí se atreven, muchos no logran poner sus ideas en el mercado. Entonces, ¿cómo puedes identificar si una idea es viable?

“Es recomendable realizar una investigación de mercado que dé cuenta de la factibilidad comercial del negocio en el segmento al cual irá dirigido el producto o servicio a ofrecer, antes de poner en marcha el emprendimiento. Por otra parte, también es importante realizar una evaluación económico-financiera del proyecto, que dé cuenta de la rentabilidad esperada del negocio”, explica la docente de la Escuela de Administración y Gestión de la Universidad del Pacífico.

Otro punto clave, es la necesidad de financiar tu emprendimiento. Para ello, según Gutiérrez, es muy importante contar con un plan de negocios formalmente definido que pueda guiar la organización del emprendimiento y el logro de los objetivos propuestos.

Dentro de las opciones para financiar tu idea, están desde los inversionistas externos hasta los fondos concursables o empresas dedicadas a transformar una idea en un negocio, como incubadoras o aceleradoras de negocios que pueden ser la puerta de entrada del emprendedor a posibles inversionistas privados o subsidios públicos, entregándole redes de contacto.

Entonces, ¿cómo comenzar tu emprendimiento? Si quieres comenzar tu propio negocio, pero tienes susto de soltar la estabilidad de un empleo dependiente, la mejor opción de repartir la jornada laboral.

“Es recomendable que al menos en la etapa inicial del nuevo negocio el emprendedor se dedique en un cien por ciento a la planificación, organización y control de las actividades relacionadas con su empresa. De todas formas, si una persona desea emprender pero cree que no posee un respaldo económico que le permita hacerlo sin trabajar, es posible compatibilizar un trabajo de medio tiempo con el inicio de un emprendimiento”, señala la experta.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio