Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Tres tipos de personas que deberías tener en tu emprendimiento

Crear un buen equipo de trabajo es difícil, especialmente en un emprendimiento o un Pyme, ya que tener a los colaboradores correctos a tu lado puede significar que tu negocio sea un éxito, o que simplemente no supere el primer año de vida.

Si bien muchas personas te van a aconsejar reunirte con “los mejores profesionales”, esta idea tampoco es suficiente muchas veces para rodearte de un buen equipo. Por eso, a continuación te entregamos un recuento con los tres tipos de personas que deberías tener a tu lado dentro de tu emprendimiento.

  1. El guerrero general

Ir a una buena universidad no es suficiente para ocupar este lugar. Este tipo de personas no sólo son inteligentes, sino que además deben tener la experiencia para liderar e inspirar un equipo. Ellos saben qué está haciendo el resto porque ya han pasado por ello. Ya han trabajado en proyectos toda la noche, han hecho las llamadas necesarias en periodos de crisis y han desarrollado ideas innovadoras para resolver problemas.  Por lo tanto, son profesionales que saben superar problemas y encontrar la manera de continuar. Son personas que creen en sí mismo, en su equipo. Así, cuando el general cree que algo es posible, la tropa cree lo mismo.

2. El coronel en terreno

Todo buen general necesita un segundo al mando para llevar a su tropa a la guerra. Mientras el primero debe tener el espacio para ver la ejecución de su plan, estudiar y hacer los ajustes necesarios; el segundo debe encargarse de que este plan se lleve a cago. Este puesto puede ser ocupado, por ejemplo, por el vicepresidente de ventas, que esté en terreno, con el equipo recibiendo sus opiniones en tiempo real; o por el jefe de operaciones, que esté a cargo del día a día del grupo de trabajo viendo en qué se encuentran. El segundo al mando, además, podrá darse cuenta si el general ha pasado algo por alto. Por esto debe ser cercano a quien se encuentre a cargo, para que pueda confiar en este profesional cuando lo necesite.

 

3. El sargento determinado

Este profesional es el encargado de mantener al equipo unido. Cuando el general no tenga nuevas ideas y el coronel esté demasiado cansado, el sargento será el que deberá mantener al grupo alerta. Esta es la persona que trabaja más que todo el resto, y que busca maximizar su talento para crear un impacto en otros. Por esto, el sargento es al que se acercan todos los colaboradores en el momento que necesitan ayuda, porque siempre será el que se podrá resolver los problemas y mantenerse positivo para poder animar a todo el equipo. Generalmente son trabajadores queridos por sus pares, porque son quienes mantienen unidos a todos cuando nada sale como se esperaba.

Obviamente, este equipo termina de formarse con la ayuda de los “soldados devotos”. Estos profesionales deben ser abiertos a aprender y creer fielmente en el emprendimiento o pyme. Además, es necesario que puedan adaptarse a la cultura de la compañía, y que esté dispuesto no sólo de trabajar para ti, sino que también a abrirse y creer en ti, en su equipo, y en la empresa.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio