Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Pymes y Emprendedores ¿Qué figura legal debo escoger para mi negocio?

Los nuevos negocios, emprendimientos y pequeñas y medianas empresas para avanzar deben estar idealmente formalizadas, para poder cumplir con todos las normas. Para esto, una de las primeras cosas que se deben tener claras es saber qué figura legal tendrá la organización. ¿Será una Empresa de Responsabilidad Individual (EIRL), Sociedad Anónima (S.A.), o una Sociedad Colectiva? En este reportaje, te contamos en qué debes poner atención.

¿Por qué es tan importante la figura legal?. Es porque se debe tener claro el modelo de negocio que se espera implementar detrás de la estrategia, junto con saber quienes van a conformar el negocio: una sola persona, dos, en partes iguales, si hay familiares involucrados, etc.

Una vez que este panorama queda claro, todo el proceso legal es mucho más fácil de desarrollar, particularmente la elección del tipo de empresa. Roshni Uttamchandani, Directora de Mentores por Chile explicó a Portal Pyme que, “Lo importante es entender que para iniciar una actividad comercial, es esencial precisar los aspectos legales que regirán a la nueva empresa”, sostuvo.

Al respecto, las diferentes tipos de empresa que los emprendedores y los futuros dueños de una Pyme deben considerar son:

  1. Empresa Unipersonal o Individual: Es donde una persona natural, es decir cualquier ciudadano, “común y corriente”, tu, yo, alguien que pasa por calle, pueda realizar actividades comerciales y/o industriales, operando la empresa con su RUT personal, asumiendo así a título personal todos los derechos y obligaciones de la compañía. Esta segmentación sirve para negocios como una microempresa o la persona es un asesor individual.
  2. Micro Empresa Familiar: Esto es cuando el proyecto es de propiedad de una o más personas naturales, que pueden realizar sus actividades en su lugar de residencia. Los límites de esto contemplan el que no trabajen más de cinco personas además del grupo familiar, o que quiénes desarrollen la actividad sean los legítimos ocupantes del inmueble. Un ejemplo de esto son los negocios de barrio y talleres de artesanía.
  3. Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.): En este tipo de empresa, una persona natural se convierte en una persona jurídica. Esto quiere decir que la empresa (y no el dueño de la empresa) debe correr con todos los derechos y obligaciones legales. En una EIRL el dueño no debe respaldar con su patrimonio personal los temas de la empresa, sino que solo con el monto de inversión inicial que inyectó a la empresa. Algo común de una EIRL es que se emplee para una pyme sin tener socios.
  4. Sociedad Anónima (S.A.): Probablemente sea el tipo de empresa más conocido por todas las personas. En esta organización la persona jurídica confirmada está conformada por un capital único aportado por accionistas, quienes responden solo por el monto de su aporte. Las SA deben ser administradas por un directorio y deben contar con la figura de un presidente y un gerente. La Sociedad Anónima es una tipología común para empresas medianas y grandes.
  5. Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL): Este tipo de organización se recomienda para una empresa donde se trabaje con gente de confianza, pero de verdad de confianza. Está conformada por personas naturales y jurídicas, y su principal característica es que los socios responden solo limitadamente frente a obligaciones y deudas de la empresa, es decir, no con su patrimonio personal.
  6. Sociedad Colectiva: Recomendada para grupos de personas con intereses comunes, como un grupo familiar y de confianza, una sociedad anónima es una organización donde los socios intervienen directamente en la gestión y responden personal e ilimitadamente de las deudas de la empresa, incluso con sus bienes personales.
  7. Sociedad en Comandita: Pese a lo raro del nombre, este tipo de sociedad permite la coexistencia de sus participantes. Esto quiere decir que pueden ser socios administradores o gestores, que responden ilimitadamente por las deudas sociales y participan en la gestión de la sociedad, o socios comanditarios; que no participan en la gestión.
 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Hola una consulta para la micro empresa familiar es mejor una E.IR.L OCUAL ME SIRVE PARA UN BAZAR ESPERO SU RESPUESTA GRACIAS

volver al inicio