Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Llegó Marzo y quieres pedir un crédito? Estas son las claves a analizar antes de tomarlo

Ya hemos venido detallando las razones por las cuales el mes de marzo puede ser bastante complejo, al menos financieramente hablando: los pagos de diferentes obligaciones caen al cierre del primer trimestre del año. Por eso, muchos pensando en paliar los costos de estas necesidades quieren pedir un crédito. Hoy te guiamos para que sepas si te conviene, o no; y como pedirlo.

Francisco Aravena, economista del Centro de Economía Aplicada de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, señaló a Portal Pyme que “en enero y febrero los chilenos tienen un gasto mayor por el tema de las vacaciones, que implican un exceso mayor de consumo”.

De hecho, hay estudios que indican que los chilenos consumimos alrededor de un 20% más de lo que ganamos… con lo que se llega al tercer mes del año con endeudamientos adquiridos anteriormente, más las vacaciones. “A raíz de ello, se produce el fenómeno de que la gente paga esas cuentas, pero tiene que tomar otras alternativas de crédito para financiar lo que se viene encima”, añade Aravena.

Es en este escenario que el mercado financiero local ofrece una serie de alternativas para enfrentar este endeudamiento; donde el problema es que hay muchos quienes no pueden acceder a estos créditos de consumo para paliar su actual situación. Su apalancamiento es demasiado alto para sus ingresos.

Ante eso, el economista entregó sus tips para sobrevivir Marzo:

  1. Alternativas: “Siempre hay alternativas de crédito, porque la mayoría de las instituciones financieras ofrece la posibilidad de endeudamiento. Aquí el tema, simplemente, tiene que ver con el costo de los créditos, y éste será mayor mientras más restringida sea la oferta de ellos. Si tengo una posibilidad mucho menor que el resto de acceder a un crédito, o tengo mayores restricciones o menos garantías, tengo probablemente un riesgo más alto y por ende, el cobro –tasas- que me van a imputar va a ser más alto”. En este sentido, una potencial solución puede ser el crédito en retail, más caro… pero más oneroso por su riesgo a quien se le presta el dinero.
  2. Es irreal pensar en no consumir nada: Si bien para el economista se trata de una posibilidad, reconoce que es muy complejo cuando los especialistas aconsejan no consumir, por ser un escenario irreral: “Es complejo llegar a concluir que alguien restrinja su consumo en marzo, en febrero o en diciembre, por citar algunos ciclos en que los gastos son mayores que en otros períodos del año. Entonces, si no existe la posibilidad de financiamiento y de verdad es necesario, se va a tener que evaluar la posibilidad de acceder a estos créditos que son mucho más caros. Quizás el consejo es en términos de planificación”.
  3. Informarse bien: Es necesario saber los costos asociados que un crédito pudiese tener, ya que “en algunos casos los créditos de las Cajas de Compensación son más convenientes que las casas comerciales, pero hay que estar atento al momento de cotizar los créditos porque a veces hay seguros y otro tipo de gastos administrativos asociados al cobro final. Es muy bueno preguntar, porque hay algunas instituciones que agregan una serie de seguros que no son obligatorios, y eso finalmente termina por aumentar la deuda”.
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio