Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Dr. Pyme: Quiero crear mi empresa pero he visto muchas que fallan a los pocos meses, ¿algún consejo?

Por Manuel Concha, gerente de Desarrollo de Kame One

Tomar la decisión de emprender hace, entre otras cosas, que te enfrentes al mercado, los clientes, los proveedores, empleados, las entidades fiscales (SII, Municipalidades, Inspección del trabajo, etc.).

Éstos te muestran o exigen la necesidad de tener estructura y de formalizar una serie de factores que el hecho de no considerarlos puede llevar tu emprendimiento al fracaso, pero en cambio sí son considerados, estos te pueden llevar al siguiente paso: convertirte en una empresa.

Tomando en consideración estos aspectos, acá hay 10 pasos para pasar de un emprendimiento a una empresa:

1. Formalizar la empresa: Definir el tipo de sociedad será colectiva o individual, además de definir la razón de ser de la empresa, y cómo se proyecta en el futuro. (Declaraciones estratégicas Misión, Visión).

2. Plan de negocios: Establecer los siguientes ítems dentro tu negocio es vital:  es el segmento de mercado al que se va a enfrentar, las fuentes de ingreso, los canales comerciales, las fuentes de ingreso, las actividades clave, las asociaciones clave y cuáles son los principales costos.

3. Establecer y proyectar tu capacidad financiera: Las empresas quiebran por flujo no por rentabilidad. Conocer las posibilidades que tendrás para cubrir pagos, para invertir en el corto y largo plazo, acá el manejo de herramientas de gestión como Kame One  son vitales para el control y registro de la información financiera.

4. Utiliza la tecnología: La utilización de la tecnología aumenta exponencialmente la productividad. Y es uno de los factores más relevantes en el contexto empresarial, ya que, tiene la capacidad de aportar en muchos ámbitos. Por ejemplo: si en tu empresa se calculan los sueldos e imposiciones de los trabajadores manualmente, estás perdiendo mucho tiempo y por ende dinero.

5. Delegar: No puede hacerlo todo el dueño o gerente, no sólo por una cuestión de tiempo, sino que también porque no puede ser especialista en todas las áreas. Contar con empleados eficientes y pensantes te ayudará a delegar.

6. Gestión de proveedores: Sin duda que para comercializar tu producto o servicio tienes varios proveedores y la mala gestión de ellos puede ocasionar retrasos para tus clientes, por lo tanto, elegir a los proveedores correctos te puede evitar malestares.

7. Gestión de procesos: Tan sólo con diagramar los principales procesos de tu negocio ya se obtienen las primeras mejoras y éstas se repiten tantas veces como se ejecute el proceso.

8. Administración del tiempo: El tiempo es un bien muy preciado, por lo tanto, debes cuidarlo y optimizarlo. Acá te proponemos la siguiente matriz que te ayudará.

URGENTE NO URGENTE
IMPORTANTE HAZLO
(Ahora)
DECIDE
(Programa cuándo hacerlo)
NO IMPORTANTE DELEGA
(¿Alguien lo puede hacer por ti?
ELIMINA
(A la Basura)

Matriz de priorización: 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

9. Lograr que tu empresa funcione sin tu presencia: Este es un cambio que inicialmente podría costar realizar, en este punto las herramientas que se alojan en la nube son un real aporte.

10. Registrar tu marca: Esto te evitará posibles litigios que incluso podría atentar con tu actividad comercial

Otro aspecto importante es siempre contar con la asesoría necesaria y con un sistema de gestión automático que te permita conocer el estado de tu empresa desde cualquier dispositivo, incluyendo celular, en el lugar en el que estés y en momento que lo necesites.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio