Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

La comunicación interna mejora la productividad: Aquí te decimos por qué hay que tener ojo en la empresa

No querer llegar a la pega porque la pasas mal. Hacer el trabajo a la mala o, simplemente, que dos personas hagan lo mismo y no se den cuenta hasta que terminan.

Todos esos son ejemplos de mala comunicación interna de las empresas que terminan lesionando la productividad de la compañía. Y ralentizan su éxito.

Por eso es importante la comunicación interna, porque permite que los trabajadores se identifiquen con la empresa, pero también que se sientan como parte de una organización, más de un lugar al que vana  sentarse y esperar que pase el tiempo. Esto también mejora la atención de la compañía porque, ya lo decía el creador de Virgin: tus trabajadores son la cara de tu empresa, si ellos están mal, tú no vendes.

En este contexto cabe preguntarse, ¿Qué sucede cuando la fuerza laboral de dichas organizaciones no se encuentra suficientemente motivada? La respuesta parece ser clara, y es que obviamente, el cumplir con las metas sería una tarea dificultosa.

Y de acuerdo a algunos estudios y cifras, esto pareciera ser un problema a nivel mundial.

Tal como se expone en  uno de los estudios State of the Global Workplace de Gallup, en todo el mundo, solo el 13% de los empleados está emocionalmente comprometidos y enfocadas en crear valor para sus organizaciones, pero la gran mayoría de los trabajadores, a través de 142 países estudiados, no estaría comprometida o estaría activamente desconectada de su trabajo,  lo que significa que son menos propensos a ser productivos y emocionalmente desconectados de sus lugares de trabajo.

Esto que pareciera ser un enorme problema, es considerado también como una oportunidad al interior de las organizaciones, que han entendido que es necesario orientar cada vez más esfuerzos para la calidad de vida laboral de sus funcionarios.

En esta línea, algunas tareas están en la senda de buenas herramientas de comunicación interna.

Herramienta clave de las empresas

“Hoy en día la comunicación interna es una herramienta estratégica clave en las empresas, porque facilitan el flujo de la comunicación, con el objetivo de generar una cultura pertinente a la organización,  sintiéndose valorados y motivados por ésta”, señala, el decano de la Facultad de Comunicaciones y Diseño de la U. del Pacífico, Francisco Sólanich, quien está a cargo del Diplomado en Gestión Estratégica de Comunicación Interna, que impartirá la casa de estudios superiores en el mes de mayo de este año.

El experto concuerda con la idea de que aquellas empresas que desarrollan planes de comunicación interna, tienen mejores resultados operacionales y al mismo tiempo, establecen mejores relaciones laborales entre los colaboradores.

“Hoy las empresas deben tender a la horizontalidad, cambiando paradigmas, delegando responsabilidad y escuchando más a sus trabajadores. Las empresas y organizaciones que lideren procesos y servicios, serán aquellas donde se establezca una cultura basada en la confianza, donde se incentiven y promuevan los talentos y donde se utilice la tecnología al servicio de la organización”, agrega.

Sobre las principales herramientas que emplea la comunicación interna, Sólanich indica que es la misma tecnología la que permite crear redes internas de comunicación más atractivas, menos complejas, más horizontales, más directas y rápidas.

“Sin embargo, lo importante no es solo contar con las herramientas, sino cambiar la cultura de esa organización. No sacas nada con tener herramientas 2.0 de comunicación interna, si antes no has cambiado la cultura organizacional. Si esa cultura sigue siendo 1.0, aunque tengas herramientas de comunicación interna 2.0, no tendrás éxito”, enfatiza el profesional.

Sólanich dice que un hoy son muchas las empresas que han desarrollado iniciativas de comunicación interna en forma exitosa y positiva.

“Tales como en el rubro de la minería, en el vitivinícola, en la banca y en el retail. Son organizaciones que entendieron que deben mejorar las relaciones con sus colaboradores, que un trabajador contento y motivado, traerá mucho más rédito en todo ámbito: en los resultados esperados por la compañía, en el clima organizacional y en hacer una empresa grata para trabajar. Un buen indicador de éxito o fracaso podría ser la alta o baja rotación laboral que tiene una organización”, indica.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio