Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Mujeres power: Cuatro madres que emprendieron y dan lecciones de éxito

Por Mario Riveros M.

En Chile la brecha de género está presente en distintos aspectos de la vida y, lejos de reducirse, ha ido creciendo en el tiempo, Al menos en el mundo del emprendimiento y el trabajo en donde, según cifras de Comunidad Mujer, a 2013 el 33,8% de las mujeres que no estudiaban ni trabajaban lo hacían porque se dedicaban a ser madres.

Y aunque las opciones son personales, no son pocos los estudios que correlacionan el embarazo con dificultades al momento de trabajar o estudiar, principalmente por la falta de sistemas, redes y mecanismos culturales que permitan que las madres no abandonen, a menos que así lo quieran, el ámbito laboral.

De hecho, en economías desarrolladas la maternidad es considerada una “sanción” para la carrera de las mujeres que, en el largo plazo, crea una brecha de ganancias personales del orden del 20% en relación a las mujeres que no son madres.

Esto también afecta a la economía pues, según en World Economic Forum, si esa fuerza laboral reingresara a la economía, este shock haría que el PIB de nuestra economía creciera 14%.

Pero no se hace porque es difícil. Las madres siguen optando por sus familias, algunas porque quieren, otras porque no tienen muchas más posibilidades. Por eso, acá el ejemplo de cuatro mujeres que formaron familia y empresas desde cero, y hoy nos enseñan que se puede.

 

Esteé Lauder, la “gran dama” de la cosmética

Madre y abuela, Esteé Schotz aprendió de adolescente los secretos y el arte de la preparación de las cremas de belleza. Años después contrajo matrimonio con Joseph Lauder, de quien tomó el apellido y con quien tuvo una hija en la década de los 30 del siglo pasado.

Entre maternidad y labores de esposa (porque en ese tiempo habían labores de esposa que era necesario cumplir) comenzó a vender lo que se llamó “esperanza de eterna juventud” en frascos, mostrando no solo habilidad para la venta sino que también dando clases de estrategia empresarial, inventando el regalo adicional que se le da a todos los clientes de sus productos. también formó alianzas con modelos y casas de moda, y solía aparecer ella misma en sus tiendas para abrir sus productos y probarlos en las clientas que los miraban.

Esteé básicamente inventó el modelo actual de ventas de cosméticos.

En 1995 su empresa ya era un imperio y por eso lo sacó a la bolsa, recaudando US$2 mil millones. En esa época también tenía nietos y una familia feliz (como se ve en la foto arriba), y su negocio seguía viento en popa. Ella, además, hizo famosos mundialmente el apellido de su marido y se convertía en la “gran dama” de la cosmética internacional.

Murió a los 91 años en 2004 cuando sus productos se vendían en 130 países  de los cinco continentes.

 

Susan Wojcicki es una de las personas más influyentes y poderosas en el ámbito de la tecnología.

Tiene cinco hijos y es un caso excepcional de cómo ha logrado convertirse en una ejecutiva de primer nivel, tener un sueldo que supera en varios ceros a sus compañeros de generación de Historia y Literatura de Harvard y, como si eso fuera poco, es activa defensora del equilibrio entre la vida personal y laboral.

Wojcicki es hoy la CEO de YouTube y ha sido varias veces escogida por Forbes como una de las personas más influyentes en el ámbito de los negocios y la tecnología en EE.UU.

Hija de dos reconocidos académicos, Wojcicki tiene ademas un máster en Economía y un MBA en California, desde donde llegó a trabajar en Google, aunque de una manera muy particular: esperaba su primer hijo  alquiló su garaje en US$1.700 mensuales para ganar un dinero extra para pagar la hipoteca. Los arrendatarios fueron Larry Page y Sergey Brin quienes, en 1998, en ese lugar, fundaron Google.

Aquí se convirtió en la primera empleada de la compañía en tener baja pagada (el sistema estadounidense solo contempla un permiso pre y postnatal sin sueldo). Su experiencia demostró que esta medida permitía la atracción y la retención de talento, lo que hizo público en una columna, que terminó haciéndose muy reconocida y citada, en The Wall Street Journal. Hoy esto y el aumento de mujeres en el mundo de la tecnología son sus dos cruzadas políticas.

 

El esfuerzo de J.K. Rowling

Es la escritora más leída del mundo.

La creadora de Harry Potter formó una más que considerable fortuna pero nunca olvida que sus inicios fueron más humildes, en los que incluso llegó a vivir de los subsidios del gobierno de Escocia, siendo madre soltera.

En esa época, y trabajando como profesora de francés, pasó muchas tardes de su vida escribiendo en un café cercano al departamento sin calefacción en el que vivía con su hija. Eso hasta que logró una beca del Scottish Arts Council que le permitió enfocarse en la escritura y terminar en cinco años su gran obra: Harry Potter y la piedra filosofal.

Hoy tiene tres hijos y asegura que una de las influencias para su superación fue su madre, quien padeció esclerosis múltiple y murió a los 45 años.

 

Toda la clase de Carolina Herrera

Aunque es algo paradójico, el mundo de la moda está dominado por hombres.

Por eso, que Carolina Pacanins Niño llenara las mejores pasarelas del mundo con de diseños elegantes firmados con su nombre, es digno de reconocer. Además de la crianza, la venezolana incluyó a sus cuatro hijas en su multimillonaria casa de modas, que formó casi al mismo tiempo que su familia.

Su apellido lo tomó se su segundo esposo, en 1969, y en 1971, con solo 32 años, ya se la consideraba como una de las mujeres más elegantes del planeta, al punto que sus modelos han sido usados por reinas, princesas y primeras damas de todo el mundo.

Así, además de una familia en donde sus hijas son activas participantes de su empresa y su legado, Herrera amasó una fortuna que se calcula en US$100 millones.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio