Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Necesitas personal? Aquí todo lo que tienes que saber sobre el contrato de trabajo

Contratar gente para la empresa es algo que generalmente se va formalizando en la medida en que la misma empresa lo va  haciendo porque, queramos o no, las pymes generalmente parten “a lo amigo”.

Por eso, llega un momento en cada empresa en la que es necesario hacer contratos de trabajo, y esto tiene varios puntos que son fundamentales para la relación que la empresa tendrá con sus empleados en adelante.

Por eso, aunque se baje un contrato tipo desde internet, “siempre se debe leer el contrato por completo, sin saltarse ninguna línea o párrafo, incluso el encabezado del mismo con su fecha. Si el contrato tiene un anexo, igualmente debe ser leído en su integridad”, recomienda el jefe de carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad del Pacífico, Guillermo Gómez.

¿Por qué es tan importante leer antes de firmar?

“Hay que verificar si las cláusulas que aparecen en el contrato son las mismas que se convinieron en la etapa de negociación”, señala Gómez.

Además, es bueno saber que hay un número de cláusulas mínimas que un contrato de trabajo debe tener, y que son las siguientes:

  • Lugar y fecha del contrato.
  • Individualización de las partes, con indicación de la nacionalidad y fechas de nacimiento e ingreso del trabajador.
  • Determinación de la naturaleza de los servicios y del lugar o ciudad en que hayan de prestarse. El contrato podrá señalar dos o más funciones específicas, sean éstas alternativas o complementarias.
  • Monto, forma y período de pago de la remuneración acordada.
  • Duración y distribución de la jornada de trabajo, salvo que en la empresa existiere el sistema de trabajo por turno, caso en el cual se estará regido por lo dispuesto en el reglamento interno.
  • Plazo del contrato (fijo, indefinido o por faena, etc.).
  • Pactos que acuerden las partes.
  • Sueldo

También en el contrato deben señalarse los beneficios adicionales que suministrará el empleador, como por ejemplo los bonos de colación o movilización, u otras prestaciones en especie o servicios.

Los bonos no son de carácter obligatorio, por lo que no se exige que queden estipulados en un contrato de trabajo. Ahora bien, si han sido acordado entre ambas partes, el trabajador debe fijarse si eso ha quedado escrito en el contrato.

¿Vacaciones?

“Las vacaciones no son parte de las cláusulas mínimas que debe contener el contrato, por lo cual el empleador puede establecerlas por escrito si lo desea. Generalmente se da cierta flexibilidad en esta materia, para no entorpecer el funcionamiento de la empresa. Por regla general, las vacaciones son de 15 días hábiles en forma continua. Sólo si existe acuerdo se puede fraccionar, pero deben otorgarse a lo menos 10 días hábiles seguidos. El tiempo restante se puede fraccionar en la forma que las partes convengan”, explica el académico.

Tampoco es recomendable “guardar días” para buscar acumular unas “grandes vacaciones” en el futuro.

“No pueden acumularse más de dos períodos de vacaciones. El primero debe otorgarse antes de que el trabajador cumpla el tiempo que le da derecho a un tercer período”, concluye Gómez.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio