Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

¿Por qué conviene el factoring electrónico? Acá cinco ventajas de tener esta manera de financiamiento para tu pyme

Hace 15 años Chile impulsó el primer modelo de facturación electrónica en la región.

El objetivo era incrementar la competitividad, la eficiencia del mercado y, a su vez, mejorar el cumplimiento, el control tributario y los procesos de administración, cobranza y fiscalización de las empresas.

En paralelo, surgió el factoring electrónico, un sistema de cobranza de facturas, orientado principalmente a pymes, que permite al usuario adelantar de forma rápida y eficiente el pago de los documentos por cobrar a sus clientes, obteniendo estos recursos a tasas competitivas.

Este mecanismo, en simple, elimina los sistemas de facturas manuales, reduciendo al mínimo los costos de transacción -no requiere el timbraje en las oficinas del SII- y de facturación. Con ello, disminuye los tiempos de emisión y recepción de documentos, permitiendo aumentar la productividad y competitividad de las compañías.

Así, mediante un contrato la empresa traspasa el servicio de cobranza futura de los créditos y facturas existentes a su favor y, a cambio, obtiene el dinero de las operaciones que delega, aunque con un descuento. Y todo a través de internet.

En los últimos años, el mercado del factoring electrónico ha crecido con fuerza en el país. Una de las empresas que ofrece este servicio es Tanner, que además de entregarlo de forma online en su página web, cuenta con una app para teléfonos móviles que permite consultar las operaciones desde cualquier lugar.

Por eso, les preguntamos a ellos cuáles eran las principales ventajas de este sistema de financiamiento; y nos dieron cinco:

  • Aumenta la liquidez de la compañía: El usuario puede acceder al cobro adelantado de sus facturas a tasas preferenciales, obteniendo liquidez cuando la necesita y no solo cuando su cliente paga la factura adeudada.
  • Es un proceso más eficiente y barato: El factoring electrónico es un proceso totalmente online, que permite que el abono se reciba directamente en la cuenta del usuario, evitando esperas y trámites de otro tipo. Además el factoring se encarga de la cobranza de la factura, lo que libera recursos en tu empresa.
  • Es más transparente: En este sistema, el usuario puede acceder en cualquier momento a la información detallada de sus cobranzas, a través de la página web o la aplicación móvil.
  • Permite más flexibilidad: A diferencia de un crédito bancario, el factoring permite elegir cuántas facturas entran a este proceso. Además, siempre se puede volver a factorizar otras facturas, en un proceso que generalmente demora menos de un día.
  • Es más barato: Acá, la tasa de descuento de la operación depende del riesgo de quién paga la factura y no de quién la emite. Eso hace que el costo para una pyme sea mucho menor, pues generalmente sus clientes son empresas de mayor tamaño que tienen tasas de riesgo más bajas.
 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio