Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Se inaugura moderna red de fibra óptica para seguir potenciando el desarrollo de la astronomía en Chile

Telefónica, junto a la Red Universitaria Nacional (REUNA), la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía, Conicyt y la Universidad de La Serena, inauguraron un tramo de 800 kilómetros de fibra óptica, habilitado entre la Región Metropolitana y la de Coquimbo, para el uso de toda la comunidad científica y académica de Chile.

De esta forma, los datos obtenidos por los observatorios de Región IV Región -que estén bajo la administración de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía- serán transmitidos hasta Santiago a través de esta red, lo que permitirá que astrónomos, científicos y estudiantes puedan acceder de forma rápida, eficaz y sin restricciones a este tipo de información.

“Chile tiene un papel privilegiado, ya que cuenta con los mejores cielos del mundo para la observación astronómica y también somos el país que más creció en cuanto a la penetración de internet e inclusión digital en la región”, dice Roberto Muñoz, gerente general de Telefónica Chile.

Este proyecto público-privado busca contribuir a que el país se mantenga a la vanguardia tecnológica en astronomía y que siga desarrollando su gran potencial en esta materia, gracias a las condiciones naturales de los cielos del norte del país.

La red de fibra óptica, que tiene un potencial de crecimiento “infinito”, logrará que la información viaje a una velocidad de entre 2 y 15 milisegundos –cercano a la velocidad de la luz– y permitirá que millones de imágenes rescatadas desde el universo puedan ser alojadas y analizadas en nuestro país sin la necesidad de subrogar esta tarea al extranjero.

Este proyecto permitirá también escanear la totalidad del cielo visible cada cuatro noches, lo que generará cerca de 360 terabytes de información por hora, y cuya data se transmitirá también desde Chile hacia otros continentes.

Para este tramo de la red de fibra óptica, el socio tecnológico del proyecto es Telefónica, que mantiene un compromiso permanente de colaboración con la ciencia, la educación y desarrollo del país.

“Chile tiene un papel privilegiado, ya que cuenta con los mejores cielos del mundo para la observación astronómica y también somos el país que más creció en cuanto a la penetración de internet e inclusión digital en la región. Una combinación que ha permitido el desarrollo de la astronomía y que, gracias a esta ruta digital de alta velocidad, transmitirá más de mil millones de gigabytes por año”, señala Roberto Muñoz, gerente general de Telefónica Chile.

Un “patio de juegos” para los astrónomos

Por su parte, Paola Arellano, directora ejecutiva de Reuna, institución líder de la iniciativa, comentó que: “Las nuevas generaciones de estudiantes y profesionales chilenos requieren del desarrollo de habilidades propias del nuevo siglo y qué mejor modo de hacerlo que aprovechar el avance de las TIC para fortalecer la colaboración en la comunidad académica-científica y potenciar a las distintas industrias que ya encaran el desafío del Big Data”.

Dado la gran envergadura de esta nueva “carretera digital para la ciencia”, nuevos proyectos astronómicos podrán desarrollarse en la Región de Coquimbo, como es el caso del Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST, por sus siglas en inglés), que generará una gran cantidad de datos cuando entre en funcionamiento el 2022.

“Este tramo será como un patio de juegos para que estudiantes de astronomía, ingeniería e informática, entre otras disciplinas, exploren a partir de la astroinformática un mundo de posibilidades para desarrollar investigación y soluciones con el Big Data, así como su procesamiento desde Chile hacia el exterior”, asegura Chris Smith Director de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía.

Roberto Muñoz, gerente general de Telefónica, complementa este punto: “Según datos de la OCDE, Chile está en el top 10 de los países que registran los más altos crecimientos en fibra óptica en el mundo, una tecnología que permite alcanzar los mayores niveles de velocidad y estabilidad de transmisión de información y que como país debemos seguir expandiendo para consolidar la red del futuro. Pero ese crecimiento debe ser con sentido, y qué mejor que poner la mayor tecnología del mundo al servicio de la educación, la ciencia y la investigación”.

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio