Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Construcción, Comercio y Servicios Estatales: Estos son los sectores en donde sus proveedores más usan el factoring como forma de financiamiento

Tres sectores de la economía se llevan el 58,9% de las facturas que hace un año movió la industria del factoring en Chile.

Y no es que estas compañías hayan optado por utilizar de manera masiva este tipo de financiamiento sino que quienes han optado por él son sus proveedores, generalmente pequeñas y medianas empresas que, en vez de esperar el pago de las facturas, optan por cederlas a un factoring quién les adelanta el monto.

¿Por qué? Los motivos son muchos, pero principalmente por los plazos. Es que los sectores que más transan, Construcción (23,06%), Comercio (21,24%) y Servicios Estatales (14,6%) promediaron en 2017 ni más ni menos que 43 días de demora en el pago a sus proveedores, según el informe de la Asech y la Bolsa de Productos, y que no incluye a compañías del sector Construcción.

Y ese es sólo el promedio. En los casos más extremos las demoras pueden superar los 90 días de espera, lo que fue uno de los motivos para que la Contraloría mandatara a las reparticiones fiscales a asegurar un Pago Pronto a sus proveedores; algo parecido a lo que buscan hacer las nuevas autoridades de gobierno, quienes además buscan ser un “ejemplo” para que las compañías privadas comiencen a apurar los pagos.

Pero, mientras eso pasa, hay compañías que no tienen cómo pagar sueldos, comprar insumos o hacer frente a sus necesidades de liquidez porque simplemente su pago no llega.

¿Cuánto cuesta?

Pero aquí las pymes estuvieron hasta hace no mucho en una encrucijada de la que era difícil saber: por un lado no tenían liquidez porque no sabían cuándo les llegaban los ingresos por el producto o servicio que ya habían vendido, pero aún así tenían que seguir operando, pagar el IVA, sueldos, arriendos, etc. Todo eso con una factura dando vueltas con plata que podría llegar, pero que no llega.

Así es como en 2005, y gracias a la ley 19.983, se creó un nuevo instrumento que permite que las empresas mantengan la continuidad operacional por medio de una operación que se conoce como factoring y que, explican desde Tanner, es rápida y ahorra costos.

¿Cuáles? Para partir, si bien el contrato de factoring incluye un descuento del monto total de la factura por pago del servicio, el buen uso de este instrumento permite ahorrar pues evita que las compañías caigan en deuda tributaria, en deudas previsionales con sus empleados y, lo más valioso de todo, porque evita los costos y el estrés de la cobranza, lo que también impide que por estas demoras se lesione la relación con tu cliente. Porque, mal que mal, cuando los plazos se van moviendo, más de una pelea puede surgir, y eso termina afectando tu negocio.

Otra ventaja es que para las empresas clientes de Tanner el proceso de ceder una factura, que es como se denomina al acto en que la factura que te deben se la pasarían a pagar a Tanner, que actúa como factoring, se puede hacer por internet, por lo que las operaciones toman muy poco tiempo, y en muchas ocasiones se materializan dentro del mismo día.

¿Quieres saber si puedes optar a esta herramienta? Puedes hacer click aquí

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio