Buscar temas
PORTALPYME | El punto de encuentro de las Pymes chilenas
El punto de encuentro de las Pymes chilenas
Menú

Emprendedores hombres reciben créditos respaldados por Corfo un 40% más altos que sus pares mujeres

Por Mario Riveros M.

En Chile, a nivel financiero, la brecha de género es un dato. No sólo existe sino que, además, es un fenómeno estudiado a lo largo del tiempo.

De hecho, según datos oficiales, si bien Chile está en el lugar 70 del mundo en el informe de brechas de género del World Economic Forum, su peor desempeño entre las categorías que forman el ranking está en Participación Económica, donde estamos en el puesto 119.

Esto a contrario sensu de lo que debería pasar sólo analizando los datos, sin género. Es que las mujeres tienen menos morosidades, menos cheques protestados y ahorran más.

Aún así, en el sistema financiero deben pagar hasta un 15% en tasas de interés de créditos de consumo que los hombres, o recibir un 44% menos de recursos en créditos hipotecarios.

(Un financiamiento con garantía Corfo) compensa parcialmente las pérdidas que sufran los intermediarios ante el incumplimiento de pago de las obligaciones acogidas a la cobertura por parte del deudor… no pudiendo nuestra institución incidir en las decisiones que la entidad financiera finalmente tome respecto del crédito”, dice Carla Basaez, jefe de la Unidad Comercial de la Gerencia de Inversión y Financiamiento de Corfo.

Eso se suma a, dice Agustina Bellido, líder de Productos de Mercer Chile y coautora del estudio “WhenWomenThrive”  que las empresas en Latinoamérica continúan pagando menos a las mujeres que a los hombres, “manteniéndose de manera persistente e inexplicable una brecha salarial de género de un 17% en la región”.

Y en el emprendimiento pasa lo mismo.

Según el Informe Público de Garantías Corfo, que analiza los créditos al emprendimiento dados por entidades financieras a emprendedores y respaldados por ese organismo estatal a través de tres vehículos: Fogain, Cobex y Pro-inversión, los hombres recibieron créditos por un promedio de $14.374.704, un 40% más altos que las mujeres. Esto, a pesar de que, en promedio, el plazo de los créditos y el porcentaje de cobertura es básicamente el mismo.

Carla Basaez, jefe de la Unidad Comercial de la Gerencia de Inversión y Financiamiento de Corfo, explica que los créditos respaldados por Corfo no están libres de riesgo, por lo que para su adjudicación, “ya que es un instrumento de cobertura complementaria de riesgo (…) la evaluación y entrega de los créditos a los clientes es realizada por las instituciones financieras de acuerdo a sus propias políticas comerciales y de riesgo”.

De hecho, dice la funcionaria, “es necesario tener en cuenta otros factores exógenos y endógenos de los proyectos y del beneficiario/a que pueden explicar la diferencia en estos montos. Por ejemplo, el tipo de emprendimiento, tamaño de la empresa, comportamientos históricos, capacidades, monto y condiciones solicitada en el financiamiento en función de la real necesidad, etc. Por ello, el sesgo que se produce no es por el Programa de Cobertura Corfo en sí, ni tampoco directamente de los intermediario, sino por estos otros factores que deben en su conjunto ser considerados”.

Algo con los que coincide Paulette Irarrázaval, directora ejecutiva de Red Pyme Mujer, quien cuenta que las mujeres emprendedoras piden menos créditos que los emprendedores, aunque esto pasa principalmente por la falta de información, una brecha que no se ha cerrado.

El desconocimiento de las garantías Corfo es muy alto, quedando casi a conciencia del o la ejecutiva bancaria mencionarlo como opción”, dice Paulette Irarrázaval, directora ejecutiva de Red Pyme Mujer.

“Desde nuestra experiencia en la consolidación de MiPes y PyMes, el porcentaje de ellas que solicita crédito como empresa aumenta en la medida que aumenta su desarrollo, es decir, que durante todo el período inicial, las emprendedoras y empresarias trabajan con sus cuentas personales, y cuando ya fortalecen negocio, abren cuenta para la empresa en el banco. Sin embargo, para ambos casos, el desconocimiento de las garantías Cofo es muy alto, quedando casi a conciencia del o la ejecutiva bancaria mencionarlo como opción. En nuestra experiencia, después de trabajar con ellas y el Banco Estado un espacio especial de charlas financieras, aparecen las garantías Corfo, como opciones a considerar frente a la solicitud el crédito“, dice Irarrázaval.

Esto se complementa con otro dato que trae el informe y que llama la atención, y es que las emprendedoras beneficiarias de este tipo de créditos sumaron, a septiembre, 10.809, prácticamente la mitad que los hombres, una tendencia que se mantiene de años anteriores.

El Informe Público de Garantías Corfo destacó, a septiembre de 2017, que más de 42.235 empresas resultaron beneficiadas de este tipo de programa, un aumento de 1,5% respecto al mismo período del año 2016. Así, en este periodo, y en 49.304 operaciones, Corfo respaldó recursos por $690.787 millones.

Más del 87% de las garantías se colocaron en micro y pequeñas empresas.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio